El presidente Alberto Fernández estuvo presente en el lanzamiento de la Mesa de Trabajo Interministerial “Agenda Malvinas 40 años”, en el marco de la conmemoración por el Día de la Soberanía y respecto de las islas, sostuvo "que nadie nos robe el amor" ni "nos quite el derecho" sobre las mismas.

En esa línea, el jefe de Estado enfatizó que ser un país soberano implica "no tener que pedirle permiso a nadie para hacer un programa de gobierno" y apuntó a la deuda contraída con el Fondo Monetario Internacional (FMI) durante la presidencia de Mauricio Macri. 

El mandatario asistió al Palacio San Martín con el canciller Santiago Cafiero y el secretario de Malvinas, Guillermo Carmona, y reafirmó que no van a parar "hasta que las islas Malvinas vuelvan a ser argentinas". Además, expresó: "La argentinidad toda quiere recuperar ese pedazo de tierra por la que murieron muchos argentinos".

"La causa Malvinas es una causa que convoca y que nos une, y a la que siempre le tenemos que estar naturalmente brindando todo nuestro apoyo en cualquier tipo de circunstancia que nos toque desarrollar alguna actividad pública. Tiene que ser una causa troncal", dijo por su parte el canciller en el acto, quien fue el encargado en abrir el breve acto.

Además, también definió a la lucha de la soberanía sobre el territorio como "uno de los pilares de la política exterior a la hora de defender el interés nacional". "Si hablamos de soberanía, hablamos indudablemente de la cuestión Malvinas. Una causa que nos trasciende y que nos une. Cuando tocamos la causa nuestro pueblo inmediatamente la piensa y la siente", afirmó.

Por otro lado, el funcionario reveló en nombre del Presidente la federalización de la Secretaría de Malvinas, la cual tendrá la inauguración de una subsede en la provincia de Ushuaia

Las palabras de Alberto Fernández 

Luego fue el turno del mandatario en dar unas palabras en el marco del lanzamiento de la Mesa de Trabajo Interministerial "Agenda Malvinas 40 años" y sostuvo: "Ser soberanos hoy es no tener que pedirle permiso a nadie para hacer un programa de gobierno, eso tiene que ver con no endeudarnos. Siempre el que se endeuda indefectiblemente termina condicionado. Los acreedores nos condicionan siempre".

"Ser soberanos hoy es recuperar la capacidad de manejar la deuda de modo tal que el pueblo argentino no sufra a la hora de pagarla. No es tarea fácil y la diplomacia tiene mucho que ver en eso", agregó Alberto Fernández al respecto.

El Presidente se encargó de presentar en el evento el proyecto "Malvinas nos une", para el que se propone armar una agenda federal y participativa con motivo de cumplirse el año próximo los 40 años de la guerra. "Las islas fueron, son y serán argentinas, mal que les pese a algunos", comentó.

"Algunos minimizan esas tierras y se atreven a decir que paguemos vacunas entregando a las islas. Me asombra que lo digan en público. A las Malvinas no las vamos a cambiar ni por vacunas ni por deuda; vamos a pelear hasta que vuelvan a ser argentinas", concluyó Alberto Fernández este viernes en el Palacio San Martín.