La Escuela Politécnica Federal de Zurich (ETH Zurich) realizó un informe en el que alertó que la sobredosis puede provocar una intoxicación grave; incluso una insuficiencia hepática con desenlace fatal o la necesidad de hacer un trasplante de hígado.

El paracetamol es un principio activo comúnmente utilizado como analgésico (para dolores de cabeza, muelas, garganta, menstruales, musculares, entre otros) y como antifebril.

El medicamento se vende en diversas presentaciones como comprimidos, gotas,  jarabes,  en dosis que oscilan entre 100 miligramos y un gramo. También, se encuentra contenido en otros medicamentos que combinan más de una droga.

Según publicó un informe suizo, lo recomendado para los adultos es consumir como máximo cuatro gramos diarios, lo que viene aquí valer a cuatro comprimidos de las dosis más altas en venta. 

El consumo de más de cuatro gramos diarios de paracetamol durante un tiempo prolongado, por parte de personas adultas, puede en ciertos casos afectar seriamente al hígado”, advirtió la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos, y Tecnología Médica (Anmat) en un comunicado difundido años atrás.

En la Argentina, varias marcas ofrecen comprimidos de venta libre por 500 miligramos y versiones “forte” de 650 miligramos. También están disponibles los de 1.000 miligramos (1 gramo), que son de venta bajo receta.

Intoxicaciones por paracetamol

Observaron que las tabletas de 1.000 miligramos aumentaron rápidamente en popularidad desde su introducción. En 2005, por primera vez, se vendieron más que las de 500 miligramos. Hoy en día, las ventas de comprimidos de 1.000 miligramos son diez veces superiores en relación a los de 500.

Durante el mismo período, creció el número de intoxicaciones por paracetamol. Después de 2005, hubo un aumento del 40%, pasando de 561 casos en 2005 a 786 casos en 2008. En los años siguientes, el número de intoxicados siguió en ascenso, hasta alcanzar los 1.188 casos en 2018.