La segunda ola de contagios de coronavirus muestra picos inéditos y el ministro de Interior, Eduardo "Wado" De Pedro, advirtió este martes que si no se frena el nuevo escenario epidemiológico "puede generarse una cepa Buenos Aires".

"Si no se frena la segunda ola, se puede generar la cepa Buenos Aires, que es donde donde el virus circula con más velocidad, se fortalece”, detalló el funcionario en diálogo con TN

El diágnostico también fue alertado por la presidenta de la Sociedad Argentina de Virología, Lucía Cavallero: "El COVID-19 tiene la posibilidad de incorporar nuevas mutaciones, quizás ya tengamos una cepa de Buenos Aires”.

Mientras se intensifican los monitoreos desde Casa Rosada, el Ministerio de Salud informó este martes un nuevo récord de contagios con 27.001 casos positivos y 217 muertes en tan solo 24 horas.

El Área Metropolitana de Buenos Aires ( AMBA) vuelve a ser la región más golpeada y la provincia de Buenos Aires mostró números sin precedentes: sumó 14.004 casos. 

"Puede haber una mutación del coronavirus en Argentina", insistió Cavallero en diálogo con AM 750.

En la región, Brasil cuenta con dos alteraciones del SAR-COV2: la cepa de Río de Janeiro y la cepa de Manaos, esta última con una tasa de transmisión e incluso de reinfección mucho más elevada que la original. 

Un estudio conjunto de científicos de la Universidad de San Pablo (USP) y de la Universidad de Oxford, en Reino Unido, reveló que "fue llevada involuntariamente" a todo Brasil en aviones de línea.

Los científicos estimaron que "en una parte importante de las personas que ya estaban infectadas con el SARS-CoV-2 -entre el 25% y el 61%-, la nueva variante de Manaos puede eludir el sistema inmunológico y causar una nueva infección".

“En solo siete semanas, la cepa P.1. se convirtió en la más prevalente de SARS-CoV-2 en la región", concluyó a principios de marzo la Fundación de Ayuda a la Pesquisa del estado de San Pablo.