El Ministerio de Salud de Río Negro alertó que existe el riesgo de que las personas que manipulen aves silvetres muertas, se encuentran en peligro de contraer psitacosis, que es "una enfermedad infecciosa aguda y generalizada", así lo afirmó el departamento de zoonosis rionegrino. 

Psitacosis enfermedad 

La enfermedad se produce por la bacteria "Chlamydia psittaci" que generalmente se encuentra en el excremento de aves afectadas y no solo ataca a las personas, sino también a "loros, cotorras, palomas, cardenales, jilgueros y patos".

Según se informó, "la enfermedad se transmite a través de secreciones oculares y excrementos que al secarse flotan en el aire y son inhaladas por las personas, provocando infecciones".

Alerta en Río Negro 

El alerta surgió tras la aparición de cientos de loros muertos que habitaban en las barrancas del Balneario El Cóndor y la zona de chacras de Viedma.

Síntomas de la enfermedad Psitacosis

Los síntomas que aparecen en las personas son:

  • Fiebre 
  • Dolor de cabeza 
  • Dolores musculares 
  • Dolores en las articulación
  • Síntomas respiratorias como tos seca y catarro

Además, las aves enfermas "pueden presentarse decaídas, con pérdida de peso, conjuntivitis, diarrea, dificultad respiratoria o muerte".

Ante la situación actual, el ministerio sanitario rionegrino recomendó que "si se estuvo en contacto con alguna de estas aves y presenta esta sintomatología consulte a su médico".

En ese sentido la Dirección de Fauna provincial, el Ministerio de Salud recomienda "no capturar aves silvestres".

Loros muertos

Desde el ministerio aclararon que "manipular un ave silvestre y alejarla de su entorno natural, puede conllevar muchos riesgos para la colonia, ya que al ponerla en contacto con otros animales domésticos y personas, no solo el ave estará sometida a situaciones de estrés sino que también corre riesgo de contraer otros tipos de patógenos, que luego al devolver al animal, puede contagiar a otras de su especie, provocando grandes consecuencias en la fauna silvestre".

Además, enfatizaron que, en el caso de encontrar loros muertos en su propiedad, "no se los debe manipular, y se recomienda utilizar guantes, colocarlo en una bolsa y descartarlo en un lugar fuera del alcance de niños y animales domésticos".