Funcionarios del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible y del Departamento de Delitos Ambientales de la Policía Federal Argentina allanaron este jueves las instalaciones del Zoológico de Luján “que se encuentra clausurado de manera preventiva y total”, reportaron desde la cartera nacional.

El operativo se llevó adelante en cumplimiento de la orden de allanamiento dictada por el Juzgado Federal de Mercedes, en el marco de la causa referida a la infracción a la Ley 2242 de Conservación de la Fauna.

A través de la Brigada de Control Ambiental (BCA), la cartera conducida por Juan Cabandié materializó el allanamiento del zoo ubicado en el kilómetro 58 del Acceso Oeste “a los efectos de individualizar a los titulares y responsables de la explotación; comprobar el estado de salud de los animales y relevar la totalidad de los ejemplares”.

También explicaron que se verificaron “las condiciones de habitabilidad y salubridad de los animales; se secuestraron los libros de registro, ingreso y egreso de semovientes; se evaluó la existencia de residuos peligrosos y se verificaron las condiciones del predio y de los bienes muebles utilizables para la comisión de presuntos delitos relacionados a la conservación de la fauna”.

El Zoo fue clausurado el 14 de septiembre

Clausura total preventiva del zoo del Luján 

El Gobierno nacional clausuró el 14 de septiembre de este año, por irregularidades, el Zoológico de Luján, que desde su creación, a mediados de los 90, fue conocido como el único del país que permitía el contacto directo con los animales, mientras que se espera que la Justicia investigue las denuncias que realizaron organizaciones y vecinos sobre desapariciones y maltratos de la fauna del lugar.

El ministro de Ambiente, Juan Cabandié, se expresó en su cuenta de Twitter sobre la situación del zoológico bonaerense: "La práctica de exhibir y encerrar animales es una aberración de otra época. Vamos a transformar estos espacios en lugares de bienestar y preservación de la fauna silvestre", aseguró.

Según explicó el funcionario de la cartera ambiental, se le había pedido "un plan de reconversión y un inventario con todos los marcajes y dispositivos satelitales para identificar a los animales, ya que hay serias inconsistencias en lo que han declarado del plantel faunístico".