La Anmat aseguró este miércoles que los ventiladores mecánicos donados por la Fundación Messi Rosario por la pandemia del coronavirus, continúan desde hace 10 meses en el aeropuerto de esta ciudad santafesina porque la institución benéfica "no presentó la documentación necesaria" para su ingreso al país.

La Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica aclaró a través de un comunicado que se trata de "prototipos que no cuentan con el certificado de libre venta emitido por la autoridad sanitaria de origen", en España.

Por esa razón, los 32 "ventiladores mecánicos" -que técnicamente se denominan balón resucitador automatizado mecánico- permanecen desde agosto del año pasado en un depósito del Aeropuerto Internacional de Rosario (AIR).

La donación fue realizada por la Fundación Leo Messi en agosto de 2020 al municipio de Rosario, ciudad que padeció elevados índices de internación y fallecimientos a raíz del Covid-19.

La institución había comunicado por aquel entonces que "ha hecho llegar a hospitales de la localidad argentina de Rosario la primera tanda de 32 de un total de 50 equipos de respiradores para atender la emergencia sanitaria por el coronavirus", pero esos instrumentos nunca llegaron a los centros de salud.

Ante un planteo realizado hoy por el municipio de Rosario sobre los ventiladores mecánicos, desde la Anmat indicaron que el organismo "no autorizó el ingreso de los productos por no presentar ante esta Administración Nacional la documentación necesaria para la autorización de ingreso de la donación".

Además, la Anmat señaló que "la solicitud de ingreso iniciada por el receptor de la donación ingresó en agosto del año 2020" y durante "el mismo mes se indicó la documentación faltante y desde ese momento no se ha recibido ninguna nueva información".

Por qué los respiradores no pueden entrar al país 

El secretario de Salud santafesino, Jorge Prieto, se refirió al tema al asegurar que "todo equipamiento que ingresa a la provincia, o vacunas, tiene que tener la aprobación de Anmat" que "es el organismo encargado para la habilitación y la trazabilidad de cada uno de los elementos".

Los ventiladores mecánicos que la Fundación Messi envió a Rosario fueron donados a ella por la fábrica automotriz Seat, de España, pero "no fueron utilizados en ese país".

Según el comunicado de la Anmat, los ventiladores –que no son respiradores artificiales sino instrumentos que reemplazan la asistencia respiratoria manual- "no cuentan con el certificado de libre venta emitido por la autoridad sanitaria" española, lo que impide su ingreso al país".

En su página web, el organismo oficial adviertió que "más allá de la buena intención por parte de los donantes, éstos no deben enviar ninguna donación sin previa consulta y conformidad del Instituto Nacional de Productos Médicos, a fin de evitar inconvenientes y gastos innecesarios".