La Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (Anmat) prohibió la elaboración y venta de un chocolate con leche, maní y cereales. Se trata de la marca Crok - Chocolates Los Alpes, que decidieron sacar del mercado por la falta de registros sanitarios.

La noticia fue publicada en el Boletín Oficial de este miércoles, en el que se dio a conocer a través de la resolución 1267/2022 la prohibición de "la elaboración, fraccionamiento y comercialización en todo el territorio nacional y en plataformas de venta en línea del producto".

El organismo especificó que se trata de “un producto falsamente rotulado y en consecuencia ilegal”

Todo comenzó cuando una persona que adquirió el chocolate notó "elementos extraños en el interior del producto", por lo que se contactó con la línea de Atención al cliente para dar aviso al respecto. El pedido llegó hasta la Dirección de Industrias y Productos Alimenticios de la Provincia de Buenos Aires (DIPA), realizó la consulta en el Departamento Vigilancia Sanitaria y Nutricional de los Alimentos, a través del Sistema de Información Federal para la Gestión del Control de los Alimentos (SIFeGA), y con el objetivo de verificar que la golosina estuviera autorizada, se notó que "el registro del producto era inexistente en las bases de información de la mencionada dirección".

Intervino en el caso la Dirección General de Higiene y Seguridad Alimentaria de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, la cual inspeccionó un local que comercializaba el chocolate, y se continuó con el decomiso de unidades del producto. Además, se tomaron cartas en el asunto respecto a la venta online de Crok y mediante el Programa de Monitoreo y Fiscalización de Publicidad y Promoción de Productos se evaluaron los pasos a seguir.

"Por tratarse de un producto que no puede ser identificado en forma fehaciente y clara como producido, elaborado y/o fraccionado en un establecimiento determinado, no podrá ser elaborado en ninguna parte del país, ni comercializado ni expendido en el territorio de la República de acuerdo a lo normado por el Artículo 9° de la Ley 18284", se resolvió en el Boletín Oficial de este miércoles.

Prohibición de otros alimentos

Este último tiempo, la Anmat ordenó sacar del mercado varios lotes de productos que eran falsificados o tenían irregularidades, como hace unas semanas fue el caso de mayonesas que imitaban las de Natura, una marca que copiaba a Havanna, y las milanesas de soja precocidas "Mi Soja" por inconvenientes en los registros.

Ahora, además del chocolate con leche, maní y cereales Crok, se dio a conocer este miércoles que la administración también determinó prohibir la venta de berenjenas en escabeche, chimichurri, pesto; salsa criolla, tomates condimentados, aceitunas rellenas con provolone, pickles artesanales y pollo en escabeche, todo de la marca La Gourmetería.

En ese sentido, la Anmat prohibió su “elaboración, fraccionamiento y comercialización” en todo el territorio nacional “y en las plataformas de venta en línea” luego de que la Dirección de Registro y Control de Alimentos de la provincia de Tierra del Fuego, en el marco de un monitoreo de productos, diera aviso respecto a la marca.

Luego de eso, el Municipio de Río Grande hizo inspecciones en los establecimientos Verdulería Liniers y Sabor Campestre, en donde se verificó la venta al público de los productos comestibles. Acto seguido, el SIFeGA realizó la consulta al Departamento de Higiene de los Alimentos de Mendoza “a fin de verificar si el establecimiento La Gourmetería estaba habilitado”, a lo que respondieron que el registro RNE "pertenece a otra empresa" y que el RNPA “pertenece a otro producto de una razón social distinta a la consultada”.

Para agregar, también se verificó que la dirección que figura en la página oficial de la marca de alimentos, que se localiza en Valentín Alsina, "es inexistente en la base de información de productos autorizados de esa dirección".

Como resultado, la Anmat resolvió la situación prohibiendo la comercialización de los productos de La Gourmetería “a fin de proteger la salud de los ciudadanos ante el consumo de productos ilegales, toda vez que se trate de productos alimenticios que carecen de registros, motivo por el cual no pueden garantizarse su trazabilidad, sus condiciones de elaboración, su calidad con adecuados niveles de control bajo las condiciones establecidas por la normativa vigente y su inocuidad”.