Según relevamientos realizados por Google y Unicef por el Día de Internet Segura, la edad promedio en la que los adultos entregan un dispositivo a sus hijos o hijas en Argentina es 9 años, más temprano que cualquier otro país de la región.

Las principales razones de los padres son favorecer el entretenimiento (26 por ciento) y logística y seguridad (23 por ciento).

Según el informe, nueve de cada diez adolescentes y adultos consideran que la seguridad en Internet y la ciudadanía digital deben enseñarse a todos los chicos del país, mientras que 64 % de los estudiantes dijo que sus docentes no hacen lo suficiente para mantenerlos seguros en línea.

Para su reporte, Google entrevistó a 600 adultos (entre madres, padres y docentes) en tanto Unicef encuestó a 560 jóvenes de entre 13 y 19 años de todo el país.

Del cruce de ambos informes se desprende que para los adultos el contenido inapropiado y ciberbullying son los temas que más les preocupan sobre la seguridad en línea, en tanto para los adolescentes la privacidad y la seguridad de la información encabezan el ranking.

Sobre este último punto, la mitad de los jóvenes manifestaron haber experimentado alguna situación negativa en Internet y casi el 20 por ciento se sintió expuesto a material inadecuado.

Por otra parte, el 64 por ciento de los adolescentes consideran que sus maestros no están haciendo lo suficiente para mantenerlos seguros en Internet, mientras que 7 de cada 10 docentes evalúan que sí lo hacen. En ese punto, durante el último año, casi 6 de cada 10 docentes habló menos de 4 horas con sus estudiantes sobre seguridad digital, de acuerdo a los relevamientos.

En el Día de Internet Segura, 7 de cada 10 jóvenes entiende que se debe contar con fuertes habilidades de alfabetización digital para tener éxito, el 36% que no se siente seguro como para hablar en confianza del tema y el 69% quiere recibir capacitación en seguridad en Internet tanto en la escuela como en su casa.