Las fronteras serán abiertas de manera gradual y cuidada para argentinos, residentes y extranjeros, informó esta mañana el Gobierno.

Las medidas fueron anunciadas esta mañana en una conferencia de prensa por el jefe de Gabinete, Juan Manzur y la ministra de Salud, Carla Vizzotti, y se deben al descenso sostenido de casos de coronavirus en las últimas semanas, el retraso del ingreso de la variante Delta y el avance sostenido del plan de vacunación.

El Gobierno coordinará el esquema con Migraciones, la Administración Nacional de Aviación Civil ( ANAC) y otras autoridades, de acuerdo a las siguientes fechas estimadas:

24 de septiembre

- Eliminación del aislamiento a argentinos, residentes y extranjeros que vengan por trabajo y estén autorizados por la autoridad migratoria. 

1 de octubre

- Autorización ingreso de extranjeros de países limítrofes sin aislamiento. Apertura de fronteras terrestres a pedido de gobernadores (con corredores seguros aprobados por la autoridad sanitaria con cupo definido por la capacidad de cada jurisdicción).

1 de octubre al 1 de noviembre

- Incremento del cupo de ingreso progresivo en todos los corredores seguros, aeropuertos puertos y terrestres. 

1 de noviembre

- Se autoriza ingreso de todos los extranjeros 

•    Se solicitará para el ingreso al país: 

Esquema de vacunación completo, con fecha de última aplicación por lo menos 14 días previos al arribo al país. 

- Test de PCR negativa en las 72 horas previas al embarque, o antígeno en el punto de ingreso hasta que defina la autoridad sanitaria

- Test de PCR al día 5 a 7 del arribo hasta que lo defina la autoridad sanitaria 

Aquellas personas que no presenten esquema de vacunación completo incluyendo los menores deberán realizar cuarentena, test de antígeno al ingreso, y test de PCR al día 7.

Al momento de alcanzar el 50% de la población completamente vacunada: se dejará de realizar test de antígeno al ingreso (salvo los no vacunados) y PCR al día 5-7 y se podrá levantar el cupo. Ya de esta manera se minimiza el impacto del aumento de hospitalizaciones y muertes.