El Astillero Río Santiago avanza con el montaje del buque "Juana Azurduy" para la empresa petrolera venezolana PDVSA, con tareas de posicionamiento del cuerpo que aloja calderas y silenciadores de la embarcación, informaron desde la empresa naval.

"Se llevo adelante el montaje del bloque número 6101, de unas 34 toneladas de peso correspondiente al guardacalor de babor y estribor sobre la parte superior de la sala de maquinas del buque petrolero", precisaron desde Ensenada.

Además explicaron que "el Juana Azurduy es el segundo buque gemelo de la serie de gran porte y de doble casco" que se construye en el país encargados por la petrolera PDVSA (Petróleos de Venezuela, que también incluyó al buque "Eva Perón", primero de la serie.

Ambos pasarán a formar parte de la flota venezolana y están preparados para el transporte de petróleo y derivados con capacidad de carga hasta 47.000 TPB (toneladas de porte bruto).

Estos buques son construidos con la más moderna tecnología y representan un alto nivel en la calidad de trabajos del Astillero. Con sus más de 180 metros de eslora, son los de mayor porte que se han construido en el país desde la botadura de los navíos "Ing. Huergo" e "Ing. Silveyra", fabricados por la misma entidad hace más de 30 años para la flota de la petrolera YPF.

El bloque perteneciente a la proa del buque pesó 180 toneladas y, finalizado el posicionamiento, comenzarán los trabajos de ajustes sobre todo el casco. Posteriormente, se iniciarán los montajes correspondientes a los bloques de la superestructura.

Ambos buques pasarán a formar parte de la flota venezolana y están preparados para el transporte de petróleo y derivados con capacidad de carga hasta 47.000 TPB (toneladas de porte bruto).