El Gobierno nacional oficializó la ampliación de los cupos de ingresos de argentinos en el exterior a 1.700 personas y analiza programar vuelos especiales para acelerar los regresos de los residentes y retrasar el ingreso de la variante Delta de Covid.

A partir de su publicación en el Boletín Oficial, 11.900 argentinos residentes y extranjeros no residentes con familiares directos en el país están autorizados con excepcionalidad hasta el 1 de septiembre.

La decisión administrativa 793/2021estipula este límite hasta finales del corrientes mes. A partir de esa fecha, la intención es pasar a 16.100 plazas semanales siempre y cuando la situación sanitaria lo permita. 

Los ingresos al país serán a través de "corredores seguros, articulando con las provincias" y con la fiscalización de que se haga efectivo el aislamiento obligatorio, según señaló el Jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, en conferencia de prensa.

Según indica la norma publicada hoy, del total de las plazas mencionadas, 700 pasajeros podrán ser priorizados por el Estado nacional por razones de urgencia o para atender cuestiones esenciales impostergables o de representación oficial o diplomática, a los efectos de facilitar su viaje al país.

Por otra parte, la Dirección Nacional de Migraciones, por medio de la disposición 2097/2021, habilitó en forma excepcional el ingreso de extranjeros no residentes que sean parientes directos de ciudadanos argentinos, y que ingresen transitoriamente a nuestro país por razones de necesidad. Se tratará de extranjeros que no requieran visado en virtud de acuerdos bilaterales o medidas unilaterales que eximan de dicho requisito

Variante Delta en Argentina

Los cupos de ingresos diarios de argentinos en el exterior se establecen en base a la situación sanitaria del país, enfocado principalmente en los casos confirmados de la variante Delta y el avance en el plan de vacunación.

Por ello, las autoridades nacionales evalúan programar vuelos especiales para acelerar el proceso de regreso de "los destinos donde se encuentran la mayor cantidad de argentinos", según explicó la directora Nacional de Migraciones, Florencia Carignano, y agregó: "Esto es posible gracias al avance de la campaña de vacunación y a la disminución registrada en el incumplimiento del aislamiento obligatorio para quienes ingresan al país".

En esta línea, resaltó que "el 62% de los casos positivos en viajeros se detectó dentro de los primeros 4 días desde el arribo al país y por eso es fundamental que todos cumplan el aislamiento obligatorio".

Turismo limítrofe

La norma indica que los gobernadores pueden solicitar la apertura de nuevos corredores seguros, ya sean terrestres o aéreos. Para ello, deberán contar con el protocolo aprobado por la autoridad sanitaria provincial, previendo los mecanismos de testeo, aislamiento y traslados de las muestras respectivas para la secuenciación genómica que deberá demás estar aprobado por el Ministerio de Salud de la Nación.

Los nuevos corredores, que se implementarán a partir del 6 de septiembre, podrán funcionar como una prueba piloto para el "turismo limítrofe", siempre y cuando la situación sanitaria lo permita, permitiendo el ingreso de turistas de Chile y Uruguay que tengan los esquemas de vacunación completos.

En este aspecto, el Gobierno remarcó que "resulta factible promover escalonadamente flexibilidades graduales a los condicionamientos impuestos al ingreso al país", pero advirtió que eso dependerá de que "se mantengan los controles en viajeros para seguir retrasando la transmisión comunitaria de nuevas variantes".