La justicia de Tierra del Fuego hizo lugar a un recurso de amparo y ordenó al Registro Civil provincial inscribir a una persona con sexo "no binario", es decir ni masculino ni femenino, en lo que constituye el primer fallo judicial de esta clase en territorio fueguino y uno de los primeros a nivel nacional, informaron fuentes oficiales.

Si bien la legislación de identidad de género en la Argentina permite a los mayores de edad cambiarse el nombre en función de la identidad "autopercibida", la clasificación por "sexo" (vinculada a características biológicas) sigue siendo entre dos únicas opciones (varón/mujer) y no contempla la posibilidad de quedar fuera de ellas.

Con este argumento, el Registro Civil de la provincia rechazó el último 19 junio el petitorio de una persona de 25 años y progenitor/a de un niño de 6 años, quien requirió, por un lado, cambiarse el nombre por el de Shanick Lucián Sosa Battisti (lo que está aceptado por la norma) pero también que en el casillero de "sexo" figurara como "no binario".

Ante ello, y con el patrocinio de abogados locales de la Organización No Gubernamental (ONG) "Red Diversa Positiva", Shanick se presentó ante el Juzgado a cargo del juez Alejandro Ferreto, a través de un recurso de amparo. Después de analizar el caso, el magistrado hizo lugar al planteo.

El fallo ordenó al organismo que "en un plazo de cinco días" expida "una nueva partida de nacimiento y un nuevo Documento Nacional de Identidad (DNI)" donde figure el cambio de nombre y, "en el casillero correspondiente al sexo, se haga constar no binario/igualitario".

En la presentación judicial, Shanick explicó que "no puede percibirse ni pensarse dentro de lo que las estructuras sociales han denominado como hombre o mujer".