El "sistema Riachuelo" una de las obras para el saneamiento de agua en el conurbano bonaerense, estará finalizada en 2023 según precisó la titular de AySA, Malena Galmarini, durante una recorrida que realizó junto con el ministro de Ambiente, Juan Cabandié, y el titular de Acumar, Martín Sabbatella.

"El beneficio no solo es en términos ambientales, sanitarios, sino también en la generación de 2 mil puestos de trabajo. Gente poniendo sus manos, su creatividad. Argentinos y argentinas poniendo todo para mejorar nuestra calidad de vida", sostuvo Galmarini.

Precisó además que, cuando esté terminada la obra en en 2023, "habrá 4 millones y medio de habitantes del conurbano y la Capital que verán mejorado su servicio. Y un millón y medio que podrán acceder a las cloacas".

Cabandié por su parte, destacó: “Estamos en una metrópoli muy grande, con más de 14 millones de personas y esta planta era una deuda pendiente. La obra va a ayudar a la Cuenca Matanza Riachuelo pero también a las cuencas que atraviesan al Gran Buenos Aires, la región de AMBA". 

Por su parte, Martín Sabbatella, expuso: “La obra es importante para la población, obviamente también para lo que nos toca a nosotros respecto al saneamiento de la Cuenca Matanza Riachuelo. Es impresionante el trabajo de todo el equipo. Lamentablemente había estado parada durante cuatro años en el gobierno de Mauricio Macri”.

En forma previa, se llevó a cabo una reunión en la oficina ubicada en el Lote 2 de la obra. Luego, se desarrolló un recorrido por la planta de Pre Tratamiento, que tratará los líquidos recibidos del Mega Colector -más de 30 km de túneles que recolectarán los desagües cloacales a lo largo de la margen izquierda del Riachuelo-.

Las autoridades hicieron una caminata por la futura Estación Elevadora de Entrada y por el lado oeste de los Desarenadores hasta llegar a la zona de la futura Estación de Bombeo de Salida.