En Necochea, anoche fue confirmado un nuevo caso de coronavirus vinculado a la reunión de baby shower que realizaron un grupo de vecinos a pesar de la cuarentena. Las autoridades del partido aseguran que tienen el brote "casi controlado", y continúan las tareas de rastreo para aislar a los contactos ya que algunos de los positivos fueron reticentes a la hora de brindar información.

Dio negativo la mujer que participó de la recepción al bebé en camino y días después celebró su cumpleaños con varios amigos, lo que podría haber amplificado la curva de transmisiones en la ciudad. De esta manera, hay un total de 23 personas con Covid-19 y 370 aisladas para prevenir el contagio, ante el brote que se desató tras dos meses sin contagios.

El nuevo resultado positivo corresponde a una mujer que estuvo presente en la celebración familiar que provocó el nuevo foco en la localidad, confirmó la secretaria de Salud municipal, Ruth Kalle.

El resultado fue notificado tras el análisis de la muestra en el Instituto Nacional de Epidemiología de Mar del Plata, laboratorio de referencia para Necochea en los casos sospechosos de coronavirus.

Por otra parte, Kalle indicó el Sistema Integrado de Vigilancia Epidemiológica informó el resultado negativo de otros 38 testeos. Entre ellos se ecuentra el de otra mujer que ayer había confesado que, cuatro días después de asistir al baby shower, había festejado su cumpleaños e invitó a varias personas a su domicilio.

A causa de la reunión que organizó una familia para celebrar la próxima llegada de un bebé, 74 nuevos vecinos ingresaron en cuarentena estricta, por lo que en total hay "370 personas aisladas, asintomáticas y monitoreadas por el sistema de vigilancia, con seguimiento telefónico y personalizado de profesionales médicos las 24 horas".

Kalle aseguró que el gobierno municipal continúa realizando "un rastreo muy exhaustivo" para terminar de "armar el mapa epidemiológico de los contactos estrechos y los indirectos" de los contagiados vinculados al baby shower, realizado el último 23 de mayo.

"Hoy podemos decir que hubo un brote. Tenemos que neutralizar el foco, que el brote no se transforme en endemia. Consideramos que esta semana vamos a poder terminar de armar el mapa", señaló.

El intendente local, Arturo Rojas, destacó por su parte en una rueda de prensa "el enorme trabajo que viene haciendo el personal de Salud" y que "va dando sus frutos porque tenemos medianamente casi controlado este brote".

"La idea es controlar el foco y ver la manera de reanudar, al menos, parte de las actividades que venían funcionando", indicó el jefe comunal, en relación a la decisión anunciada el viernes último de dar marcha atrás con la flexibilización de actividades no esenciales tras el brote de casos.