El pasado 30 de diciembre la Cámara de Senadores convirtió en ley el proyecto que permite la interrupción voluntaria del embarazo (IVE) y que por lo tanto despenaliza y legaliza la práctica del aborto hasta la semana 14 de gestación. Este hecho causó rechazo en los sectores "provida" que repudiaron el resultado de la votación, especialmente en la provincia de Tucumán.

En el municipio de Yerba Buena, por orden de su intendente, Mariano Campero (UCR-JxC), se colocaron las banderas a media asta y se decretaron tres días de duelo  “por los bebés que no van a nacer”, según explicó Javier Jantus, secretario de Relaciones Intitucionales del municipio.

“Entendemos que la ley del aborto es inconstitucional. Se aprobó por una diferencia muy chica en contradicción a lo que dicen las encuestas, la gran mayoría de los argentinos rechazamos esta ley que es una de las leyes de este tipo más permisivas y crueles del mundo, que le permite a las mujeres abortar hasta los 9 meses”, agregó el funcionario en charla con eltucumano.com.

Tucumán fue la primera provincia argentina en ser declarada "provida". La legislatura tucumana aprobó la normativa con 39 votos a favor y 4 en contra el 2 de agosto de 2018, días antes de que se trate en el Senado el anterior proyecto de Interrupción Voluntaria del Embarazo, que había obtenido media sanción en la Cámara de Diputados del Congreso de la Nación.

“Desde el año 2012, los 25 de marzo se conmemora el Dia del Niño por Nacer. Y desde el año 2017 somos una ciudad próvida. Es por esto que hemos tomado la medida de decretar un duelo en rechazo a la ley”, apuntó Jantus.

La iniciativa incluye mantener todas las banderas oficiales del municipio a media asta hasta el día lunes: “Se ha comunicado con nosotros varias organizaciones y otros Municipio para felicitarnos, apoyarnos y nos comentaron que tomarán medidas similares”, asegura Jantus.


En esta línea, organizaciones provida se congregaron en la plaza Hipólito Yrigoyen para manifestarse en contra de la IVE donde colocaron las banderas de Tribunales a media asta y realizaron una suelta de globos negros en señal de luto


En tanto, Jantus consideró que los argumentos de la militancia verde son “infantiles y absurdos” y que el hecho de que el aborto clandestino exista como práctica no justifica su legalización: “Todos los días asistimos a robos, violaciones y asesinatos que también son clandestino, y no por eso debemos legalizarlos, al contrario hay que condenarlos. 

En su segundo paso por el Congreso el proyecto de legalización del aborto quedó sancionado en la Cámara Alta con 38 votos a favor, 29 en contra, una abstención y dos ausencias. Desde el radicalismo tucumano, la senadora Silvia Elías de Pérez ya había adelantado que iban a recurrir a la justicia si la ley se aprobaba.