Con la aparición de la pandemia del coronavirus (Covid-19) en el mundo, la población comenzó a usar distintos tipos de protectores como barbijos, tapabocas y máscaras faciales, de diferentes tamaños, formas y materiales. Pero, ¿cuáles sirven realmente?.

La Organización Mundial de la Salud ( OMS) en un principio, sólo recomendaba el uso de mascarillas para la gente que atendía a personas potencialmente contaminadas, o que tenían tos o estornudos; así como tambien para el personal de la Salud.

Pero ahora, la organización sumó a los barbijos caseros o tapabocas como medida fundamental para contener la pandemia, y recomendó su uso a la población en general en las áreas donde hay circulación comunitaria del virus, además del distanciamiento y el lavado frecuente de manos.

Una investigación realizada por la Universidad Florida Atlantic (FAU), indicó que las máscaras ayudan a mitigar el riesgo de infección cruzada a través de gotitas respiratorias; sin embargo, no existen pautas específicas sobre materiales y diseños de máscaras que sean más efectivas para minimizar la dispersión de gotas.

Si bien se realizaron estudios previos sobre el rendimiento de las máscaras de grado médico, no hay datos suficientes sobre los revestimientos a base de tela, que están siendo utilizados por una gran mayoría del público en general.

Durante el estudio, se usaron "visualizaciones cualitativas de toses y estornudos emulados para examinar cómo las elecciones de materiales y diseño impactan en qué medida se bloquean los chorros respiratorios cargados de gotas", explica el estudio .

Tapabocas tipo bandana

Las máscaras faciales ligeramente dobladas y los revestimientos estilo bandana brindan una capacidad mínima de detención para las gotas respiratorias en aerosol más pequeñas.

Tapabocas casero

Las máscaras caseras bien ajustadas con múltiples capas de tela acolchada y máscaras de estilo de cono disponibles en el mercado, resultaron ser las más efectivas para reducir la dispersión de gotas.

Estas máscaras pudieron reducir significativamente la velocidad y el alcance de los chorros respiratorios, aunque con alguna fuga a través del material de la máscara y de pequeños espacios a lo largo de los bordes.

Es importante destacar que las tos emuladas descubiertas pudieron viajar notablemente más allá de la guía de distancia de seis pies actualmente recomendada.

Tapabocas estilo cono estándar

Este tipo de protector demostró ser más efectivas para reducir la dispersión de gotas.

Recomendaciones de la OMS