Bares y restaurantes porteños podrán abrir sus espacios interiores a partir del lunes, aunque con un 25% de capacidad máxima.

Desde el principio de la cuarentena, en marzo pasado, los locales gastronómicos fueron uno de los rubros que tuvieron permitido funcionar como actividades esenciales, aunque con grandes limitaciones.

En la Ciudad de Buenos Aires solo se habilitó en un comienzo la modalidad de delivery y recién en mayo se permitió el "take away", o retiro del pedido en el propio local.

En agosto, el gobierno porteño autorizó la apertura de locales gastronómicos con mesas al aire libre en espacios públicos, lo que inicialmente le valió críticas por las aglomeraciones de jóvenes que se generaron en muchos bares nocturnos.

Tras admitir la falla e implementar mayores controles, a fines de septiembre Larreta autorizó el funcionamiento de los espacios al aire libre dentro de los locales, como patios o terrazas.

Cómo será la apertura en bares y restaurantes

Van a poder abrir los salones internos de los locales gastronómicos. El protocolo para esta habilitación será el siguiente:

  • Ocupación máxima de hasta el 25% de su capacidad de acuerdo a las características de su sistema de ventilación.
  • Deberán presentar una Declaración Jurada en la Agencia Gubernamental de Control firmada por un profesional y serán habilitados en un máximo de 25% de capacidad según la cantidad de renovaciones de aire por hora.
  • Servicio con reserva.
  • No está permitido el autoservicio, solo platos a la carta.
  • Distancia mínima entre las mesas de dos metros.
  • Máximo de cuatro personas por mesa.
  • Las personas deberán mantener una distancia mínima de dos metros en todo momento.