La continuidad pedagógica bajo la modalidad virtual durante 2020 en los barrios populares del país fue garantizada en su mayoría por el uso de datos móviles, según detalló el relevamiento que realizó la Universidad Popular de Barrios de Pie junto a la UTEP. 

El informe advirtió que el 44,4% de las familias encuestas manifestaron "serios problemas de conectividad" ya que la relación alumno-escuela se estableció por medio del uso de celulares. 

El escenario mostró un panorama aún más alarmante a identificarse que 6 de cada 10 hogares contaron sólo con un único dispositivo tecnológico de uso compartido. 

"Lo que vemos es que hay una situación muy compleja en cuanto a la conectividad y el acceso a dispositivos tecnológicas. La situación sanitaria necesita un proceso de virtualización y de pensar un esquema educativo combinado", enfatizó la coordinadora Nacional de la Universidad Popular de Barrios de Pie, Lucía Bianchi en diálogo con Urbana Play. 

Con un total de 46 semanas de cierre de los establecimientos educativos por el impacto de la pandemia de coronavirus en el país, de acuerdo al registro de la Unesco, el rol de las madres volvió a resultar trascendental con el 63% de acompañamiento en la realización de las tareas, mientras que sólo el 5,9% fue absorbido por los padres. 

"Un dato más relacionado a la cuestión de género: el 65,3% de los que acompañan las tareas son las madres. El 9% son los padres. Esto remite a la sobrecarga de tareas a la mujer", alertó Bianchi. 

Finalmente el informe de Barrios de Pie dio cuenta también que el canal más utilizado por las familas para establecer contacto con las escuelas fue Whatsapp con una elección del 76,8%.

"Es una manera de contactarse con la virtualidad muy limitada, es decir, el problema es que indudablemente Whatsapp no es una plataforma educativa. No permite el nivel de vinculación que necesita un docente con sus alumnos", concluyó Lucía Bianchi.