En tiempos de cuarentena por el coronavirus (Covid-19) muchas beneficiarios que recibieron el bono de $10000 del Ingreso Familiar de Emergencia (IFE) y también algunos de los que accedieron al Asingnación Universal por HIjo ( AUH) decidieron invertir ese dinero en pequeños emprendimientos: desde una fábrica de muebles, hasta una peluquería en casa, varios son los que decidieron apostar por una nueva fuente de ingresos.

En Salta, una familia comenzó a fabricar muebles luego de cobrar el bono de $10.000 del  IFE. "Arrancamos nuestro microemprendimiento con un taladro, un martillo y una caladora. Con el resto del bono compramos material", contó Amalia al sitio El Once.

Lo mismo ocurrió con Vanny Acosta de Romero, una joven formoseña que cobró en abril $21.000 de ayuda social, $10.000 por el IFE, $6.000 mil por el Programa Alimentar y $5.000 por  AUH. Todo ese dinero decidió invertirlo en alimento para mascotas, que ahora vende desde su hogar: "Gasté todo el bono del Gobierno y la asignación de mis hijas para empezar".

“Mis niñas tienen 3 y 5 años y no tengo quien las cuide si trabajara en otro lado, ya que su papá trabaja 12 horas corridas . Este emprendimiento me permite trabajar y cuidarlas”, señaló al diario NoticiasFormosa.

Franco Sanagua, un joven tucumano de 19 años, hace tiempo se dedicaba a cortar el cabello a domicilio. Pero finalmente con la ayuda del IFE, logró instalar una peluquería en su casa.

Al enterarse de tenía depositado los $10.000 no dudó y compró todos los elementos que necesitaba para poder tener una peluquería y barbería completa en su casa.