Existe una fórmula casi matemática que permite saber cuál es el día más triste del año, y esa fecha es hoy, lunes 18 de enero: el Blue Monday o Lunes Triste. Aunque no tiene base científica, el cálculo pone de manifiesto un sentimiento que atraviesa a muchas personas en los primeros días de enero, sobre todo en medio de la pandemia de coronavirus (Covid-19).

¿Qué es el Blue Monday?

Así es como se conoce al día más triste del año de cada año, que cae en el tercer lunes de enero. La "celebración" surge de una fórmula desarrollada por el psicólogo británico Cliff Arnall en 2005.

¿Cómo es la fórmula del Blue Monday? Arnall descubrió que el tercer lunes del año es el más difícil de soportar por las deudas acumuladas durante las fiestas, la espera hasta cobrar el próximo sueldo y la depresión posterior a la Navidad. La pandemia no hace más que empeorar esta sensación.

También, tiene en cuenta que ya pasaron tres semanas desde que comenzó el año y todavía no se llevaron a cabo las metas dispuestas en Año Nuevo, la falta de motivación y la necesidad de actuar ante esto. En el hemisferio norte, el clima frío es la clave, ya que aporta al sentimiento de desazón de este día.

Se llama "Blue Monday" dado que, en inglés, la palabra "azul" también se usa para describir la tristeza. De hecho, es el nombre del primer sencillo que lanzó en 1983 la banda New Order, formada por los integrantes de Joy Division, que sufrieron la muerte de su vocalista, Ian Curtis.

Cómo descubrió el Blue Monday

Arnall, profesor de la Universidad de Cardiff, hizo su descubrimiento cuando trabajaba para el lanzamiento de una campaña de marketing para una agencia de viajes. Su objetivo era averiguar a través de un cálculo matemático cuándo había una mayor predisposición de los consumidores a reservar las vacaciones.

Al analizar todas las variables, Arnall determinó que el tercer lunes de cada año es el día en que más reservas se hacen porque la gente está más triste. Así, creó una fórmula que sirvió para el ámbito del marketing y la promoción de productos o servicios.

Por su falta de rigurosidad, los científicos sostienen que el Blue Monday no existe, sino que la sensación se debe a una "tristeza estacional" que en los países que están más al norte se produce especialmente durante entre septiembre y marzo, cuando tienen menos luz solar y hace más frío.

El propio Arnall desmiente hoy en día su propia teoría. El psicólogo, coach y consultor de felicidad es activista del movimiento #StopBlueMonday, iniciado en 2016 para desterrar el mito que él mismo creó hace 16 años, al considerar que con su fórmula "no le hizo el bien que esperaba al mundo". En cambio, propone compartir mensajes optimistas en esta fecha.