La decisión de Cataluña de poner en cuarentena virtual a una región donde viven 200.000 personas en Lérida encendió este sábado las alarmas europeas sobre el riesgo de rebrotes de coronavirus (Covid-19), mientras Japón se sumó a las preocupaciones por los rebrotes y Estados Unidos sigue rompiendo récords de contagios, en medio de una polémica por un acto masivo convocado por la Casa Blanca para festejar el aniversario de la independencia.

En España, el Gobierno de la norteña región de Cataluña puso bajo virtual cuarentena a toda la comarca del Segriá, la más poblada de la provincia de Lérida, habitada por unas 200.000 personas, debido a un gran brote de coronavirus que dejó más de 4.000 positivos, con 356 nuevos en la última semana, y triplicó el número de hospitalizados en los últimos 10 días.

Esa fue la primera orden de confinamiento masivo desde que el 21 de junio se levantara el estado de emergencia que regía en España para contener la enfermedad y se devolvió el control a los 17 gobiernos regionales.

A contramano del encierro que empezó a tener efecto este mediodía en el Segriá, en Barcelona, la icónica basílica de La Sagrada Familia reabrió sus puertas tras cuatro meses de estar cerrada por la pandemia, pero exclusivamente para trabajadores de la salud, en un reconocimiento por el enorme trabajo que hizo el sector.

España, que comenzó este fin de semana las vacaciones de verano con el sistema sanitario en alerta ante los brotes de Covid-19, registró desde el inicio de la pandemia más de 250.000 casos confirmados y 28.000 muertes, pero el confinamiento en todo el país durante tres meses y medio desaceleró el ritmo de propagación del virus.

Entretanto, el Reino Unido reabrió este sábado pubs, restaurantes, peluquerías y cines luego de tres meses, en el mayor alivio hasta ahora de las restricciones, pese a que es el tercer país con más muertes por la enfermedad  del Sars-Cov-2 y a que hoy el Gobierno comunicó 624 nuevas infecciones y 67 fallecidos (44.198 en total) en las últimas 24 horas.

Con todo, el reordenamiento del sector gastronómico tras el confinamiento y las medidas de distanciamiento social que siguen vigentes en Gran Bretaña pueden suponer un recorte de unos 320.000 puestos de trabajo respecto de la situación previa a la pandemia.

A su vez, en vista a la temporada turística de verano, el séptimo país con más casos de coronavirus en todo el mudo anunció esta semana que los viajeros que lleguen al país desde 59 países aún no informados estarán exentos de cumplir 14 días de cuarentena a partir del próximo viernes, medida que también favorecerá los viajes de los británicos al exterior.

En Asia, el índice de contagios siguió creciendo. India -cuarto país con más contagios- volvió a batir récords con 22.771 nuevos enfermos en las últimas 24 horas y 648.315 totales, mientras acumula 18.655 muertos por el virus (442 hoy), informó la cadena BBC, con mayor porcentaje en Maharashtra, donde está Mumbay, en el estado de Tamil Nadu y el territorio capital de Nueva Delhi.

En el caso de Rusia, tercer país con más enfermos en el mundo, computaba 674.515 infectados (6.632 nuevos) y 10.027 fallecimientos (168 en las últimas 24 horas), informó el Ministerio de Salud, según la agencia de noticias EFE.

Pero a pesar de los meses de confinamiento y protocolo, la preocupación reapareció en Japón tras contabilizar hoy 249 nuevos casos de Covid-19, 131 de ellos en Tokio, y marcar el tercer día consecutivo por encima de los 100 y la primera vez en más de dos meses en superar la barrera de los 200 contagios.

Entretanto, Sudáfrica, el país más desarrollado del continente africano pero también el más golpeado por la pandemia, anunció este sábado 4 de julio un nuevo récord de casos de coronavirus, con 9.064 positivos (más de 177.000 en total), y muestra signos de dificultad para hacer frente a la pandemia que suma 2.900 muertes.

¿Qué pasa en Latinoamérica?

En Latinoamérica varios países dan marcha atrás en la relajación de las medidas tomadas para contener los contagios.

México superó los 245.000 infectados y quedó cerca de las 30.000 muertes, lo que obligó a las autoridades a retroceder al estado de alerta máxima en los estados de Coahuila, Tamaulipas, Guanajuato, Veracruz y Chiapas.

Asimismo, Venezuela volverá el próximo lunes a la "cuarentena radical" en todo el país, luego de sumar ayer 59 muertes y 6.537 enfermos, luego de una semana de flexibilización de las medidas en algunas regiones, anunció el ministro de Comunicación, Jorge Rodríguez.

Por su parte, Brasil, el segundo país del mundo más afectado por la pandemia de coronavirus (Covid-19), superó una doble barrera al sumar más de 1,5 millones de infectados y de 63.000 muertes, según el último balance oficial, divulgado anoche

También en Estados Unidos, el país más castigado por el nuevo coronavirus, seguía avanzando la enfermedad, que por tercer día seguido dejó ayer más de 50.000 casos nuevos y totalizaba más de 2,79 millones, con más de 129.000 muertes.

Pese a las considerables cifras, el presidente Donald Trump convocó para este sábado a una multitudinaria celebración por el Día de la Independencia con un saludo a la nación y un despliegue de fuegos artificiales en Washington, ignorando recomendaciones de funcionarios de salud de evitar actos masivos en medio del mayor repunte del coronavirus en el país en dos meses.

Trump abrió las celebraciones anoche con un discurso en el estado de Dakota del Sur, pero su participación en grandes concentraciones de personas va a contramano de la decisión adoptada por autoridades de muchos estados o localidades de prohibir las tradiciones por el Día de la Independencia, o de cerrar playas y parques para evitar aglomeraciones.