Más del 70% de los ejecutivos en el país sostienen que sigue existiendo una brecha salarial importante (a igual posición) entre hombres y mujeres. Los datos surgen de un estudio realizado por Adecco Argentina para indagar cuál es la situación actual en el mercado laboral local, en el marco del Mes de la Mujer.

El 44% manifestó que hay desigualdad a la hora de salir a conseguir un trabajo, mientras que un 41% sostuvo que esta situación está cambiando. En tanto un 14% consideró que existe igualdad en el tema.

Con relación a los cargos directivos, un 55% remarcó que hay desigualdad en los mismos en favor de los hombres. En tanto que un 45% indicó que sí existe igualdad entre ambos sexos.

En una misma línea, un 70 por ciento dijo que las mujeres tienen más dificultades para acceder a una posición ejecutiva que los hombres.

Sobre quienes deberían colaborar y trabajar para lograr la igualdad, un 53% indicó que debería ser el Gobierno, mientras que un 41% el sector privado y solo un 6% asociaciones y ONGs. Para el sondeo se consultaron 340 ejecutivas/os de compañías nacionales e internacionales.

"Son muchos los desafíos que tenemos por delante: en Argentina las mujeres ganan 22.6% menos que los hombres, la tasa de desocupación femenina es un 5% mayor que la masculina, y las mujeres que son madres recientes tienen mayores obstáculos para conseguir trabajo. Es evidente que tenemos un largo camino por delante, por lo que hay que seguir trabajando en conjunto para revertir esta situación", expresó Alexandra Manera, Directora de Recursos Humanos del Grupo Adecco para Argentina & Uruguay.

Protocolos ausentes

Más del 57 por ciento aseguró haber sido discriminada/o en el ámbito laboral, tanto por género como por alguna otra situación. Un 20% sostuvo que sufrió muchas situaciones de discriminación, un 37 por ciento explicó que fueron pocas, mientras que un 43 por ciento destacó que nunca tuvo que pasar por un momento de este tipo.

Las ejecutivas y ejecutivos reconocieron en un 70% que no existen protocolos de contención en sus compañías para quienes sufren violencia familiar. Sólo un 12% señaló que existen, mientras que directamente hay un 15% no lo sabe.

Sobre si aumentaron o disminuyeron los casos de violencia en los últimos tiempos, el 91% de las personas encuestadas prefirió no contestar la pregunta. En tanto que un 5.3% remarcó que disminuyeron y un 3,5 por ciento que aumentaron.

En carrera

Al ser consultados si la maternidad es una barrera para el crecimiento profesional de cada mujer, un 45 por ciento consideró que eso depende de cada persona en particular, mientras que un 31 por ciento fue más tajante y consideró que sí, y un 23 por ciento no lo considera como una barrera.

Con relación a si las madres solteras deberían tener mayores beneficios por maternidad, más de la mitad sostuvo que no. En tanto que un 30% se inclinó hacia otorgarles algunos beneficios extras.

En otro orden, un 86 por ciento se mostró de acuerdo con que las compañías tengan guarderías y salas maternales en sus instalaciones.