La baja tasa de graduación en las carreras universitarias, que ronda el 22 %, será atacada con mayores incentivos de becas, un más ágil sistema de acreditaciones y la implementación de carreras cortas en áreas de vacancia.

El ministro Alejandro Finocchiaro suscribió con 57 universidades públicas y privadas un convenio para que estudiantes de 214 carreras de Arquitectura, Diseño e Informática ingresen al Sistema de Reconocimiento Académico.

Este sistema tiene como objetivo eliminar los desfasajes generados al tener que rendir materias equivalentes cuando los estudiantes pasan de una universidad a otra. Ya regía para las carreras relacionadas con las ingenierías, mientras que los equipos técnicos trabajan para implementarla el año próximo para Química y Biología.

“Los estudiantes antes rendían equivalencias para pasar de una universidad a la otra y se las rechazábamos por uno o dos puntos que no iban a influir en su nivel profesional y por ello un alumno que había aprobado 15 materias le eran reconocidas sólo nueve”, dijo Finocchiaro.