Después de la exitosa repoblación de la pequeña localidad de Colonia Belgrano, la fundación suiza Es Vicis trabaja en un proyecto para buscar cinco localidades de la provincia de Santa Fe en las que repetir la experiencia. Su directora, Cintia Jaime, asegura que en los últimos meses se triplicó la cantidad de personas interesadas en salir de las ciudades para migrar.

Es Vicis firmó la semana pasada un convenio con la Fundación Nueva Generación Argentina (FNGA) para identificar qué comunas elegirán para continuar el proyecto. Apuntarán a localidades de entre 1.000 y 2.000 habitantes, con buena conectividad y dispuestas a recibir los nuevos habitantes de la ciudad.

"Hemos firmado un convenio con Fundación Nueva Generación Argentina para determinar qué lugares vamos a escoger para esta nueva etapa de trabajo, luego de una primera en donde logramos trasladar 15 familias de Rosario y Santa Fe a Colonia Belgrano", relata Jaime.

La búsqueda de familias no fue difícil, ya que buscaban "20 familias pioneras" y en cuatro semanas se anotaron 20 mil.

Colonia Belgrano fue una experiencia positiva

Según ella, esa experiencia generó el crecimiento del 10% de la población y la creación de 23 emprendimientos no agropecuarios. Además, agrega que todas las familias crecieron en sus ingresos, el empleo creció un 15%, emplearon a 27 personas, y a su vez contrataron servicios del pueblo.

Jaime cuenta al medio Mirador Provincial que en Colonia Belgrano "por ahí faltaba una peluquería, o había dificultades para reparar equipos de la casa", por lo que "buscaron por ese lado".

"La cuestión del negocio es central", explica. "Queremos aprovechar que hoy existe mucha modalidad de home office y hay una gran promoción de la venta electrónica, tareas que pueden realizarse desde cualquier hogar", agrega.

El proyecto de repoblación

Durante los próximos seis meses, los integrantes de Es Vicis recorrerán los departamentos General López, San Martín y Las Colonias, buscando trazar un esquema de pentágonos que permita tejer una red entre los nuevos pueblos a repoblar. La idea es detectar qué necesidades existen, con el objetivo de establecer qué perfiles serán los adecuados para realizar una mudanza exitosa.

Las familias elegidas para repoblar son fruto de un arduo proceso de selección. "Las capacitamos para que se establezcan con un emprendimiento propio, oficios o profesiones sustentables. El programa comprende paquetes re-migratorios que posibilita el acceso a una vivienda digna, fuentes de financiamiento, guías y tutorías para asegurar la sustentabilidad", explican.

Además, la fundación ofrece consultorías y apoyo en gestiones a emprendedores que, con capital propio, desean establecer nuevos emprendimientos sustentables en los pueblos.

"El objetivo es el fortalecimiento de la comunidad del pueblo, capacitando a emprendedores locales para desarrollar su emprendimiento o negocio sustentable, facilitándoles fuentes de financiamiento, capacitaciones y tutorías para lograr sus objetivos", explica el sitio web de Es Vicis.

Desde el sitio web del programa Bienvenidos a Mi Pueblo puede rellenarse un formulario para formar parte de la base de datos, así como también siguiendo las redes sociales de la fundación Es Vicis.

Las ciudades y el Covid-19

Cintia Jaime, integrante de Es Vicis, es argentina y vive en un pequeño pueblo de Suiza desde hace años. Vive con su hijo de 11 años y Daniel, su marido, con quien lleva adelante la fundación, entre otros proyectos. 

"La pandemia esta intensificando la necesidad de salir de las ciudades", relata Jaime a Radio Continental. El programa "Bienvenidos a mi pueblo" busca continuar con la descentralización que Es Vicis inició en 2014, y como está "en escala" le "llueven los llamados".

Jaime vive en Suiza

La concentración urbana en Argentina es, con el 92%, la más alta del mundo, según reseña la directora de Es Vicis. "Las ciudades crecen colapsadas", ejemplifica. "Las voces no se oyen, la gente tiene un descontento en las ciudades y quiere volver a un lugar donde haya oportunidades", afirmó Jaime a Infobae en 2019.

"Dentro de un modelo de intervención que articula gobiernos, comunidad y ONGs, el programa Bienvenidos a mi pueblo facilita a la comunidad rural la posibilidad de crecer en forma genuina. A partir de identificar sus oportunidades de desarrollo, invita a familias de las ciudades a ‘re-migrar‘ y a establecerse en el pueblo con un emprendimiento sustentable e integrarse a su comunidad", cuenta.