El Comando Naval de Tránsito  Marino activó un operativo de búsqueda y rescate para el submarino  “ARA San Juan”, que no se detecta en los radares desde el miércoles pasado.

Al parecer la nave de la Armada Argentina sufrió un corte de  energía y se generó un incendio en el banco de baterías, de  acuerdo a las primeras informaciones que trascendieron en las últimas horas.

El submarino que operaba a la altura de Puerto Madryn, lleva  una tripulación de 38 marineros, entre oficiales y suboficiales.

Para el operativo de rescate se asignaron dos naves de  superficie equipadas con “sonar”.

Se trata de una técnica que se vale de la propagación del  sonido debajo del agua para detectar el rebote de las ondas en  otros buques mientras una aeronave de reconocimiento también fue afectada a la búsqueda.

El submarino estaba operando junto a otras unidades de la flota de mar, en tareas de control de la zona económica exclusiva.

En ese marco, un incendio en el banco de baterías complicó la situación y dejó a la tripulación incomunicada.

Enrique Balbi, vocero de la Armada Argentina, confirmó que aún  no hallaron al submarino ARA San Juan, pero aclaró que “sólo se perdió la comunicación” y que “no hay indicios graves” sobre lo  que le pudo haber ocurrido al navío.

“Por ahora hay una pérdida del enlace de comunicaciones. No  está perdido. El último contacto fue el miércoles, por lo que ayer  por la tarde se inició con un operativo homologado  internacionalmente para encontrarlo. Pero ya era de noche y la  meteorología no nos ayudó”, explicó Balbi.

El portavoz aseguró que la Armada busca el buque en la zona por  la que se supone que debería estar, en una sector alejado de la  costa a la altura de Puerto Madryn.

“Se le ha ordenado a todas las estaciones de comunicaciones  terrestres a lo largo del litoral argentino la búsqueda preliminar  y extendida de las comunicaciones y escucha en todas las posibles  frecuencias de transmisión del submarino”, afirmaron desde la fuerza.

“Al momento no tenemos novedades de haber concretado enlace de  comunicaciones o visual ni de un incendio en la zona de baterías.

Si hubiese pasado algo importante, se habría emitido una señal  especial y eso no ocurrió”, agregó el vocero, desmintiendo  versiones que circularon en las últimas horas. 

Según explicó Balbi en declaraciones periodísticas, un buque de  ese tipo puede mantenerse sumergido hasta dos días antes sin  necesidad subir a la superficie para recargar las baterías  eléctricas. 

“También puede estar navegando en superficie sin ningún tipo de  inconvenientes”, informó el vocero.