Con el inicio de una nueva etapa de la cuarentena de mayor apertura para las industrias y la actividad económica en ciertos puntos del país, quedó oficializado el listado de actividades que serán reactivadas de forma gradual en la Ciudad de Buenos Aires.

La habilitación de los distintos rubros se hará de forma escalonada bajo un cronograma de seis etapas, y la primera, que comienza este lunes, se extenderá desde hoy hasta el 3 de agosto. Las actividades exceptuadas en este período fueron detalladas en la decisión administrativa 1289/2020 publicada en el Boletín Oficial nacional.

Cuáles son las actividades habilitadas de forma gradual

Se trata de ocho actividades y áreas que quedan exceptuadas de cumplir con el aislamiento social, preventivo y obligatorio y la prohibición de circular, según les corresponda en el cronograma armado por el gobierno de la Ciudad de Buenos Aires.

  • Galerías y paseos comerciales (desde el 20 de julio).
  • Lavaderos de automotores automáticos y manuales (desde el 22 de julio).
  • Paseadores de perros, adiestradores y peluquerías caninas (desde el 22 de julio).
  • Industrias (desde el 22 de julio).
  • Cultos: rezo individual con aforo y tope de hasta 10 personas, tareas administrativas y las celebraciones en línea (desde el 22 de julio).
  • Galerías de arte con turno (desde el 27 de julio).
  • Profesiones (desde el 27 y 29 de julio según profesión).
  • Salones de estética: Peluquerías, depilación, manicuría y pedicuría (desde el 29 de julio).

En los casos que corresponda, quienes llevan adelante estas actividades deberán garantizar la organización de turnos para los clientes para evitar aglomeraciones, así como los modos de trabajo y de traslado que garanticen las medidas de distanciamiento e higiene necesarias para disminuir el riesgo de contagio del nuevo coronavirus.

Las personas que se desempeñen en los nuevos rubros exceptuados deberán tramitar el Certificado Único Habilitante para Circulación, y su desplazamiento deberá "limitarse al estricto cumplimiento de las actividades exceptuadas", por lo cual no podrán utilizar el permiso para hacer otras cosas.

Quienes estén a cargo de los lugares de trabajo deberán garantizar las condiciones de higiene, seguridad y traslado para su personal de acuerdo a su jurisdicción, con el objetivo de "preservar la salud de las trabajadoras y de los trabajadores, y que estos lleguen a sus lugares de trabajo sin la utilización del servicio público de transporte de pasajeros".