La Ciudad de Buenos Aires llegará a generar 33 mil toneladas de residuos electrónicos durante el presente año,  según lo aseguró en un informe La Federación de Comercio e Industria local (FECOBA). 

Aunque la cifra es preocupante, esas cifras son una oportunidad de "generar valor agregado", en un sector donde hay 181 empresas dedicadas a la recuperación de residuos. Además, permitirían aminorar el costo de la renovación de equipos con costos de reposición, que en muchos casos son muy elevados.

El presidente de FECOBA, Fabián Castillo expresó que "las Pymes encuadradas en estas actividades tienen un desafío frente a este problema, pero a su vez, es una gran oportunidad para generar valor agregado ya que el grado de renovación o reemplazo de los equipos electrónicos es muy alto por las constantes innovaciones y la limitada vida útil de estos equipos",

El Centro de Investigación Pyme Ciudad Productiva (CIPBA) perteneciente a la entidad, estimó que durante el año la Ciudad generará un total de 33.947 toneladas de residuos de ese rubro, dato que plasmó en un informe acerca de los Residuos de Aparatos Eléctricos y Electrónicos (RAEE). 

Ese volumen significa que en la ciudad de Buenos Aires se generan más de 11 kilos de basura electrónica por habitante en el año. 

El gobierno de la Ciudad considera a los RAEE como Residuos Sólidos Urbanos Sujetos a Manejo Especial, en concordancia con la Ley N° 1854 de Gestión Integral de Residuos Sólidos Urbanos donde busca promover la reutilización, el reciclado y el uso de materias primas secundarias provenientes, aunque a cifra significa un incremento de alrededor de un 12 por ciento con respecto a 2017, cuando se generaron 30.175 toneladas de residuos electrónicos, y de algo más de un 30 por ciento con respecto a 2016, cuando se totalizó 25.826 toneladas. 

Entre los residuos electrónicos, que representan el 2 por ciento de la basura recolectada en Buenos Aires, el 45% se componen de electrodomésticos de línea blanca (heladeras, lavarropas, aire acondicionado), mientras que los componentes de equipos de informática y telecomunicaciones representan el 30 del total. 

En tanto, el 25 por ciento restante corresponde a reproductores de video, audio y televisores.

De este tipo de desechos, en promedio, el 25 por ciento de los componentes son reutilizables y el 72 son materiales reciclables. 

Por último, Castillo, destacó que en la Ciudad hay "181 empresas dedicadas al tratamiento de residuos y de reciclado y/o recuperación de residuos, de las cuales 174 son Pymes".