El servicio penitenciario bonaerense comunicó este sábado, que a partir del 14 de noviembre se habilitarán las visitas a las unidades penitenciarias de la provincia. En el documento detallaron que se cumplirá estrictamente con los protocolos de seguridad sanitaria para la preservación de la salud pública.

En las mesas de diálogo que se conformaron en los penales de la provincia,  participaron autoridades del Ministerio de Justicia y DD.HH,  además de representantes del poder judicial y organismos de Derechos Humanos.

Las visitas de familiares de internos habían sido suspendidas en un acuerdo voluntario entre autoridades e internos que se realizó el 12 de marzo de este año,  de conformidad a la normativa nacional y provincial que estableció la isla miento social preventivo y obligatorio para evitar la propagación del covid-19 en las cárceles.

Luego de los motines registrados en diferentes unidades carcelarias,  durante la jornada de hoy el Ministerio de Justicia y DDHH,  el Servicio penitenciario y el Ministerio de salud de la provincia comenzaron a elaborar un protocolo de bioseguridad adaptado al contexto de encierro para poder enfrentar los requerimientos preventivos de la pandemia a partir de la reanudación de visitas.