Al menos 4.900 personas fueron detenidas desde el viernes por violar el aislamiento social preventivo y obligatorio decretado por el Gobierno nacional para afrontar la pandemia del coronavirus, mientras que casi 10.000 fueron conminadas a regresar a sus hogares.

Sólo este domingo, unas 1.700 personas fueron demoradas por fuerzas de seguridad nacionales y provinciales en distintos puntos del país por romper la cuarentena.

Las fuerzas federales detuvieron a un total de 833 personas a lo largo del territorio argentino, de acuerdo con lo informado por el Ministerio de Seguridad de la Nación. Gendarmería detuvo a 769 personas, Prefectura a 51, y la Policía de de Seguridad Aeropuertuaria (PSA) a 9.

Por otra parte, 9.621 ciudadanos fueron notificados de que debían regresar a sus hogares, ya que estaban en la calle sin una justificación válida en el marco de la cuarentena o no tenían la autorización necesaria para circular.

Un total de 5.862 personas fueron notificadas en las últimas horas por no acatar la orden de aislamiento en la Ciudad de Buenos Aires por fuerzas locales y federales.

En la mañana de este lunes hubo un importante despliegue de fuerzas de Prefectura Naval en el Puente Pueyrredón, que une Capital Federal con el sur del conurbano, en el que una cola de algunas decenas de vehículos aguardaban ser controlados.

La Policía de la Ciudad se encontraba apostada, entre otros puntos, en la Autopista Illia, por donde accede la mayor parte del tráfico desde el norte, y en varios de los 109 accesos desde el conurbano bonaerense.

En tanto, el Ministerio de Seguridad de Santa Fe informó que ya son 1.089 las detenciones en esa provincia, mientras en Córdoba suman 606.

La ministra de Seguridad de la Nación, Sabina Frederic, celebró el cumplimiento de la medida a partir de la rigurosidad de los controles.

"Es notorio el cumplimiento de la medida y como cambió de ayer a hoy, y eso también demuestra la efectividad de los controles y de los retenes que se han realizado ayer", expresó la funcionaria, a la vez que aseguró que se redujo "drásticamente la circulación en el país". "Estamos siendo inflexibles con quienes incumplen la cuarentena obligatoria", destacó.

El decreto presidencial 297/20 sólo permite "desplazamientos mínimos e indispensables para aprovisionarse de artículos de limpieza, medicamentos y alimentos", además de exceptuar a trabajadores de la salud, de la producción de alimentos, de la comunicación y de las fuerzas de seguridad, entre otros.

Aquellos que se enmarquen en las distintas excepciones previstas, deben llenar una planilla proporcionada en forma digital por los estados Nacional y provinciales.