El estudio revela un alto desconocimiento entre las empresas respecto a la Ley de Prohibición del Trabajo Infantil y protección del trabajo adolescente: casi la mitad de las compañías declara no conocer la legislación al detalle, porcentaje que sube en el caso de las empresas más chicas.

Tal vez aún más inquietante es el hecho de que el 18% declara que no es posible aplicar la ley. Sólo en dos de cada diez empresas las personas a cargo de la dirección tienen conocimiento sobre si sus proveedores respetan la legislación sobre trabajo infantil. Entre las empresas de capital extranjero la aplicación de la ley alcanza al 64% de las compañías, con desconocimiento del 18 por ciento.

En tanto, respecto a la inserción laboral, sólo cuatro de cada diez empresas declaran que brinda oportunidades laborales a jóvenes en situación de vulnerabilidad. Desde Unicef, sin embargo, aseguraron que hay una mayor concientización y más planes corporativos que refuerzan las iniciativas del estado sobre este punto.