El Tribunal Oral en lo Criminal Nø 8 de Lomas de Zamora condenó a 22 años prisión a Daniel Lagostena por el "homicidio en concurso ideal con aborto en contexto de violencia de género" cometido contra quien era su pareja Érica Soriano, y que estaba embarazada de dos meses. 

Los fundamentos de la sentencia, a cargo de los jueces Darío Bellucci, Juan Manuel Rial y la jueza Victoria Ballvé, se dieron a conocer dos días después de haberlo encontrado culpable.

La fiscal Mariana Rocovich y el abogado de la familia Soriano, Marcelo Mazzeo, habían pedido 25 años de prisión para el acusado, mientras que la defensa solicitó la absolución por el beneficio de la duda.

El miércoles pasado, al conocerse el fallo condenatorio contra Lgostena, María Ester Romero, madre de la joven, dijo que su hija "ya descansa en paz para siempre". "Ya está, ya está, lo que sea después estará bien. Érica descansa en paz siempre, esto tiene que ver con esclarecer la verdad. Estoy totalmente agradecida de haber llegado a esta instancia, que años anteriores sería impensada", expresó.

La joven de 30 años estaba embarazada de dos meses cuando fue vista por última vez con vida, el 20 de agosto de 2010, mientras que Lagostena permanece detenido desde mayo de 2016.

Las sospechas apuntadas por la fiscal Marina Rocovich consisten en que Lagostena mató e hizo desaparecer a su pareja con la complicidad de personas vinculadas a casas crematorias, con las que tenía contacto por medio de su familia, propietaria de un establecimiento del rubro.