La directora ejecutiva de la Dirección Nacional de Migraciones, Florencia Carignano, confirmó que esa dependencia presentó esta mañana 287 denuncias penales contra argentinos que regresaron al país y violaron el aislamiento obligatorio de siete días, mientras que aseguró que el objetivo central es “tomar todas las medidas posibles para retrasar la llegada de la cepa Delta y que arruine el plan de vacunación”.

"Hoy estamos realizando las denuncias en los juzgados federales a los argentinos que regresan de viaje, por la falta de cuarentena, y las denuncias se seguirán sumando", aseguró Carignano en radio Metro.

Tras realizar las denuncias penales contra personas que no cumplieron la cuarentena obligatoria al ingresar al país, Carignano señaló: “Viajar al exterior no está prohibido, pero no es recomendable ir a hacer turismo”.

En ese sentido, remarcó: “Vamos a hacer hincapié en la cuarentena, todos los que vuelven de viaje tienen que hacer aislamiento de siete días”.

Las denuncias surgieron del refuerzo de controles que la oficina de Migraciones llevó a cabo en los últimos días para evitar la propagación de la variante Delta y que dio como resultado que casi el 40% de las personas que ingresan a la Argentina no cumple con el aislamiento obligatorio para prevenir la transmisión de coronavirus.

Carignano había anticipado que el mayor problema era la falta de controles por parte de las jurisdicciones para corroborar que ese aislamiento se cumpliera. Migraciones tiene un sistema al que los municipios pueden acceder con los datos de quienes hayan llegado al país a través de Ezeiza. 

Cuarentena de 7 días: cuáles son las sanciones

Los turistas que ingresen a la Argentina deben presentar un PCR negativo con una vigencia de 72 horas antes de abordar el avión en el lugar de origen. En Ezeiza, se realiza otro PCR, si da positivo se aisla a la persona contagiada y si el resultado en negativo debe realizar una cuarentena estricta de al menos una semana porque los síntomas pueden presentarse después y quizas la carga viral no haya sido detectada por los primeros hisopados. 

Las 287 denuncias penales pueden enfrentar hasta 2 años de prisión y se los acusará ante un fiscal por los delitos de atentar contra la salud pública y de desobediencia, contemplados en los artículos 205 y 239 del Código Penal, respectivamente.

La primera establece que “será reprimido con prisión de seis meses a dos años, el que violare las medidas adoptadas por las autoridades competentes, para impedir la introducción o propagación de una epidemia”.

En tanto, el segundo artículo ordena “prisión de quince días a un año” para “el que resistiere o desobedeciere a un funcionario público en el ejercicio legítimo de sus funciones o a la persona que le prestare asistencia a requerimiento de aquél o en virtud de una obligación legal”.

Variante Delta en Argentina y controles

Respecto de la cepa Delta proveniente de la India, la titular de Migraciones confirmó que ya ingresaron tres casos de turistas infectados con esta variante y que "están aislados". 

En esta línea, Carignano señaló que la dependencia está tomando las "medidas posibles" para rastrear la cepa Delta y evitar que "arruine el plan de vacunación". 

“Sería una solución ideal implementar la cuarentena en los hoteles para las personas que regresan de viaje y así poder tener un mayor control, pero es complicada la logística”, apuntó.

Migraciones realizó en los últimos días 747 inspecciones de domicilios declarados en ocho provincias y la ciudad de Buenos Aires para constatar el cumplimiento del aislamiento. En los operativos detectaron 287 incumplimientos, lo que representa más del 38%.