Con más de 800.000 visitas, unas 2.000 actividades y la participación de escritores de todo el mundo, como el estadounidense Paul Auster y el francés Emmanuel Carrère, finalizó ayer la trigésima primera edición de la Feria Internacional del Libro de Guadalajara, (FIL), México.

Este año la ciudad invitada fue Madrid y la conferencia inaugural, a sala llena, estuvo a cargo Paul Auster, en tanto que durante los nueve días del evento estuvieron presentes la iraní Azar Nasifi, la española Almudena Grandes, el nicaragüense Sergio Ramírez y la mexicana Elena Poniatowska.

Argentina también sumó al evento a través de mesas redondas, diálogos y conferencias de las que participaron los escritores Sergio Olguín, Paula Bombara, Guillermo Martínez y Federico Falco, y de 56 casas editoras locales.

El presidente de la FIL Guadalajara, Rául Padilla López, celebró el balance "positivo" de la feria más importante del mundo hispano, así como también la entrega de 20 galardones, entre los que por primera vez estuvo el Premio de Novela Gráfica Ciudades Iberoamericanas que lo ganó la argentina María Luque.