El ministro de Salud de la Nación, Ginés González García, confirmó que el Gobierno argentino está en diálogo con la farmacéutica china Sinopharm para hacer la fase clínica en el país. De aprobarse, serían tres las vacunas que se testearán en el país: Pfizer, Oxford y Sinopharm.

Con fecha estimada para diciembre, Liu Jingzhen, presidente de la empresa estatal National Biotec Group, parte de la firma desarrolladora, señaló que "la vacuna ya se encuentra en fase tres desde junio en Emiratos Árabes".

En relación a su precio, la empresa develó que costará menos de 1000 yuanes (alrededor de 140 dólares) y será aplicada en dos dosis con 28 días de diferencia entre sí.

La revista de la American Medical Association publicó el resultado de los estudios hechos durante las fases uno y dos, en la que la destacan como "segura" y "capaz de generar una respuesta inmune".

Los ensayos clínicos se realizaron en 320 voluntarios de entre 18 y 59 años, con buenos resultados al lograr producir anticuerpos neutralizantes en las personas inoculadas.

En junio, Sinopham inauguró un complejo farmacéutico en la ciudad de Wuhan, donde se detectaron los primeros casos de covid-19, para desarrollar y producir la vacuna contra el virus. Con esta ampliación de sus facilidades, la empresa estatal china podrá duplicar su capacidad productiva.

"AstraZeneca no es el único, nosotros estamos trabajando en punta con tres, uno está haciendo la fase clínica acá que es Pfizer y el otro es un productor chino que está al borde de hacer la fase clínica acá", había anticipado el ministro Ginés González García, después del anuncio del presidente Alberto Fernández en donde se daba a conocer el acuerdo con AstraZeneca para la producción en el país de la vacuna desarrollada por la Universidad de Oxford .