"Gracias por su solidaridad. Nadie se salva solo", celebró el canciller Felipe Solá luego de que lleguen paquetes de donaciones con miles de insumos médicos desde China para Argentina.

Pero las cajas venían con un detalle particular. En etiquetas, el gobierno del país oriental imprimió junto a las banderas china y argentina la frase más reconocida del Martín Fierro, el poema gauchesco escrito por José Hernández: "Los hermanos sean unidos porque esa es la ley primera. Tengan unión verdadera en cualquier tiempo que sea".

Sin embargo, no es la primera vez que un país recibe desde China cargamentos de donaciones con estos mensajes de amistad y fraternidad. A fines de marzo, la empresa Xiaomi mandó insumos sanitarios a Italia y España, los países que durante dos meses sufrieron con mayor intensidad la pandemia. En las cajas, dedicó pasajes de importantes autores de cada una de estas naciones.

En el caso de Italia, utilizó una frase del filósofo romano Séneca: "Somos olas del mismo mar, hojas del mismo árbol, flores del mismo jardín”.

Para España, eligió una frase de Don Quijote, la obra maestra de Miguel de Cervantes: "Cuando entras en el corazón de un amigo, no importa el lugar que ocupes". Xiaomi donó al gobierno español miles de barbijos FFP3, el máximo estándar de protección.

Por su parte, Japón también había incluido un detalle literario en un cargamento de recursos médicos que envío a China: "Diferentes montañas y ríos, mismo viento y luna”, rezaba el haiku que colocaron en las cajas.

La donación de China a Argentina se dio luego de numerosas conversaciones entre el presidente Alberto Fernández y su par Xi Jinping sobre la decisión de establecer una cooperación binacional ante la pandemia de coronavirus, según informó Cancillería. Se espera que este miércoles llegue otro cargamento.

Las donaciones que llegaron a Argentina incluyen 5 mil trajes de protección, 10 mil máscaras protectoras para uso médico, 50 mil máscaras quirúrgicas, mil viseras, 200 termómetros digitales, 1000 pares de guantes y 1000 cubiertas para zapatos. La asistencia no sólo viene del gobierno nacional chino, sino también de provincias, municipios y empresas de allí.