La justicia le abrió una causa por "intimidación pública" a un joven de 21 años que, tras enterarse de que no le será otorgado el Ingreso Familiar de Emergencia preguntó en Twitter si seguía en pie "lo del saqueo". El hecho se da días después de la polémica por el conocimiento público de las políticas de "ciberpatrullaje" en las redes sociales que las fuerzas federales de seguridad llevan a cabo.

El 8 de abril, al conocer que no estaba entre los designados por Anses para cobrar el bono de $10.000 a trabajadores vulnerables, un joven de 21 años oriundo de la localidad bonaerense de Balcarce, de nombre Kevin, usó su cuenta de la red social Twitter para expresar: "Che qué onda los que no cobramos el bono de 10 mil pesos, sigue en pie lo del saqueo, ¿no?".

A raíz de este posteo, el Área de Ciberpatrullaje de la SubDDI y la Subdirección de Delitos Tecnológicos de la Gendarmería Nacional Argentina (GNA) monitorearon el posteo, lo que llevó a la detención del joven el viernes 10 de abril, informó el medio marplatense 0223.

Según aseguró el portal Noticias, el detenido contaba con antecedentes por delitos contra la propiedad. En Twitter, en tanto, tenía unos 800 seguidores.

La aprehensión fue determinada por la fiscal Laura Molina, quien imputó a Kevin por el delito de "intimidación pública", el cual contempla una pena de entre 2 y 6 años de prisión. El propio joven declaró luego a una radio local que el posteo había sido "un chiste". La causa sea probablemente retomada luego de que pase la crisis sanitaria, ya que la justicia de todo el país se encuentra casi completamente paralizada a raíz de la pandemia. 

Tampoco se descarta que sean procesados quienes comentaron apoyando el posteo o quienes lo compartieron.

La semana pasada, la ministra de Seguridad de la Nación, Sabina Frederic, había revelado durante una teleconferencia con diputados integrantes de la Comisión de Seguridad de la Cámara Baja que la cartera que maneja realiza un "ciberpatrullaje" en las redes para "detectar el humor social". "No es ciberespionaje, es ciberpatrullaje, se hace un rastreo por lo que es público. Facebook, Twitter o Instagram tienen tanto una faceta que es pública como una que es privada. Las fuerzas federales solo acceden a lo que es público y eso permite anticiparse a una dimensión del humor social".

Al día siguiente, sin embargo, la ministra se arrepintió de su comentario y sostuvo que "a partir del alboroto" que generó su intervención discursiva se está revisando "el protocolo con el que se trabaja en este tipo de patrullajes" para que sea discutido por la Comisión de Seguridad de Diputados.

El caso recuerda al de otro joven que había sido detenido en 2017 por tuitear una canción de cancha con "amenazas" contra el entonces presidente Mauricio Macri.

Nicolás Lucero, de 20 años en aquel momento, había posteado en Twitter: "Macri te vamos a matar, no te va a salvar ni la Federal". Como consecuencia también fue imputado por "intimidación pública", luego fue sobreseído por la justicia.