En una charla TED de tecnología, entretenimiento y diseño que dio en 2015 en Estados Unidos, el multimillonario magnate empresarial, informático y filántropo, Bill Gates, detallaba que la próxima gran amenaza de la humanidad no sería una guerra sino una pandemia, lo que vivimos hoy en día con la aparición y la propagación del coronavirus.

"Cuando era chico el desastre más temido era vivir una guerra nuclear", manifestó. Y agregó: "Hoy la mayor catástrofe mundial es una pandemia. Si algo va a matar a más de diez millones de personas en las próximas décadas será un virus muy infeccioso, mucho más que una guerra".

Al mismo tiempo, aseguró que "no habrá misiles, sino microbios. Gran parte de esto es que se invirtió mucho en armamentos nucleares pero se hizo muy poco en crear sistemas de salud para poder detener las epidemias. No estamos preparados".

"Puede que exista un virus con el que las personas se sientan lo suficientemente bien mientras están infectadas para subirse a un avión o ir al supermercado y eso haría que se extienda por todo el mundo de manera muy rápida", auguró el fundador de Microsoft .

"Para una gran epidemia se necesitan millones de personas trabajando. La Organización Mundial de la Salud (OMS) existe para monitorear las pandemias, pero no hace nada de lo que estoy hablando. La falta de preparación podría hacer que la próxima epidemia sea mucho más devastadora que la del ébola", agregó.

Durante su intervención, también alertó sobre los posibles costos económicos. "El Banco Mundial calcula que una epidemia mundial de gripe costaría no menos de tres billones de dólares con millones y millones de muertes. Los servicios de investigación, desarrollo y salud harían más justo y más seguro este mundo. Por eso pienso que esto debe ser una prioridad absoluta sin necesidad de entrar en pánico. No tenemos que esconder latas de fideos ni meternos en los sótanos. Pero si debemos actuar ya porque el tiempo corre".