¿Clases sí o clases no? La disputa entre el Jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, y el presidente Alberto Fernández que inició con las nuevas restricciones anunciadas por el jefe de Estado el pasado jueves ya llegó a la Justicia y generó un áspero debate en redes sociales. El debate se centra en si el cierre contribuirá a reducir la circulación del coronavirus (Covid-19), algo que apela directamente a la ciencia. Por eso, el director de la Escuela de Educación de la Universidad de San Andrés, Axel Rivas, elaboró un resumen de varios estudios publicados y remarcó que "el mayor problema es aislar la variable cierre de escuelas de otras medidas".

Según explican los distintos análisis científicos sobre este problema, "el cierre de escuelas muestra alto impacto en reducción de contagio y muertes si son acompañados con otras medidas". Sin embargo, "la evidencia demuesta que cerrar escuelas no baja el contagio ni tampoco lo contrario".

Por ejemplo, un estudio sugiere que Inglaterra tuvo una suba exponencial de casos con la apertura de escuelas, mientras que Estados Unidos logró bajar los casos de coronavirus mediante la suspensión de clases presenciales. A esto se suma un artículo de la revista científica Nature, realizado sobre medidas de freno al Covid-19 en más de 200 países, que mostró que cerrar escuelas es la segunda medida con más impacto para disminuir contagio.

No obstante, es cierto que la evidencia también demuestra que el contagio es mayor fuera de la escuela que dentro de la escuela. "Por eso parecen ser más efectivas las cuarentenas globales que el cierre de escuelas aislado de otras medidas", remarcó el investigador en su hilo, citado por el Diario Crónica.

La decisión de la suspensión, hasta el momento, por 15 días se da en plena segunda ola de contagio con más de 23 mil casos diarios, con las variables de Manaos y Reino Unido presentes y con poco margen de camas de terapia intensiva disponibles. En este sentido, el investigador remarcó que las mutaciones del virus todavía no fueron estudiadas, por lo que "es difícil aplicar estudios de 2020 a una realidad muy distinta en 2021".

La situación del país coindice con el artículo de Lancet que indica que "en contextos de alta circulación del virus hay más riesgo de escuelas expandiendo contagio". El estudio también sostiene que es bajo riesgo cuando no hay olas fuertes de contagio.

Fue por eso que numerosos países decidieron cerrar las escuelas para enfrentar olas de contagios y frenar la ocupación crítica de camas de terapia intensiva. Francia, Inglaterra, Alemania, Portugal, Chile, Uruguay, son sólo algunos de los países que lo implementaron en 2021.

No obstante, el cierre instrumentado por el gobierno se focalizó en la zona del AMBA, pero encontró la resistencia de la Ciudad. "No logré encontrar ningún sistema educativo nacional o subnacional que haya mantenido escuelas abiertas con más de mil casos cada 100 mil habitantes por semana (como ocurre en CABA ahora)", sostuvo Rivas.

Otro parámetro para tomar decisiones es el utilizado por Alemania, que suspende las clases presenciales cuando hay más de 200 casos cada 100 mil habitantes por semana. En CABA hubo 1.100 casos cada 100 mil esta semana. Se trata de un indicador objetivo, como el sistema de fases, pero que hasta el momento aquí no se implementó para la educación y le daría más previsibilidad al sistema y a las familias.

De todos modos, el investigador subrayó que "toda esta evidencia no quiere decir que hay que cerrar escuelas”. Y continuó:  "Lo que indica es un poco del estado del arte para no hablar en el vacío": contexto, impacto de la medida y cifras. Estas últimas no se presentaron en el anuncio del Presidente y no se profundizaron en la defensa del Gobierno porteño al rechazar la medida.

Cifras de contagios en escuelas

En el primer mes de clases, la Ciudad Autónoma de Buenos Aires ( CABA) informó un total de 1.215 contagios sobre las 700 mil personas (0,17%) que están habilitadas para ir a las escuelas, entre docentes, no docentes y alumnos, como se explicó en esta nota. En el segundo mes, según los datos oficiales hasta el 12 de abril, este número de contagios habría subido a 5.006, todavía menos de un 1%.

Los datos de contagios en la Ciudad muestran que, desde que comenzaron las clases a mediados de febrero, el mayor aumento de casos se da en los menores de 19 años, donde más que se cuadruplicaron. Pero el dato recién fue destacado por el presidente luego de una reunión con Horacio Rodríguez Larreta el día siguiente al anuncio del cierre de las escuelas.

Casos confirmados en población de edad escolar. 

Por otro lado, Rivas remarcó que "hay mucha literatura sobre el impacto negativo en trastornos psicológicos, aprendizajes, desigualdades, economía y género cuando se cierran escuelas". Y afirmó que todo esto debe ser considerado, pero que su análisis estaba centrado en si cerrar escuelas baja o no la circulación del virus.

"La evidencia no es una verdad absoluta. La ciencia no funciona así. Uno junta todas las piezas posibles y añade diversas dimensiones: contexto, legitimidad de una medida, nuevas cepas, población vacunada, efectos secundarios, etc. Sobre esto se debaten los dilemas morales", agregó.

"La ciencia, los consensos y la unidad salvan vidas. Estos consensos no se logran con posiciones radicales absolutas. La complejidad, solo la complejidad nos ayuda a salir de las crisis. No la grieta", concluyó.