Córdoba habilitó el "código rojo" de su sistema de salud ante la alta ocupación de camas de terapia intensiva: comenzarán a atender en sus casas a pacientes positivos de coronavirus o aquellos que necesiten tratamiento post Covid-19, incluso con la provisión de oxígeno.

El Ministerio de Salud provincial emitió este martes la resolución n° 1.135 que autoriza la implementación del código rojo debido a que el 83,4% de las camas críticas están ocupadas. La medida, publicada en el Boletín Oficial local, se fundamenta a partir de la “evolución de la situación epidemiológica”.

Esa situación “indica la necesidad de sumar acciones pertinentes a las medidas ya adoptadas, a fin de atender las urgencias producidas con el objetivo de evitar impactos más gravosos para la población y lograr adoptar medidas rápidas, eficaces y urgentes en pos de dar adecuada respuesta”, según añade.

Código rojo en Córdoba

"Resulta necesaria la creación de un módulo especial de Atención Domiciliaria para pacientes con Covid-19 positivo y pacientes post Covid-19 y la provisión de oxígeno de uso domiciliario, en caso de corresponder”, remarca la decisión ministerial.

La resolución se respalda en el Decreto provincial N° 156/2020, mediante el cual se declaró el Estado de Alerta, Prevención y Acción Sanitaria, ante la detección de casos de dengue, coronavirus, sarampión y cualquier otra enfermedad de alto impacto sanitario y social que puedan causar brotes y epidemias que afecten o puedan afectar a la provincia de Córdoba.

“Créase el Módulo Especial, el cual se denominará Código Rojo”, sostiene la Resolución de la cartera de Salud y delega a la Secretaría de Coordinación y Gestión Administrativa para suscribir con las empresas de servicios de emergencia, de traslados e internación domiciliaria, un convenio en virtud de lo establecido en la presente instrumento legal.

Coronavirus en Córdoba

El último informe oficial, emitido anoche, detalla que en Córdoba son 2.757 las personas internadas en camas críticas de unidades para adultos Covid-19, lo que representa el 83,4% del total disponible en la provincia, de los cuales 593 se encuentran con asistencia respiratoria mecánica, el 21,5% del total.

La provincia lleva acumulados 341.385 casos positivos desde el inicio de la pandemia y 4.167 fallecimientos por coronavirus.

Debido el crítico cuadro epidemiológico, desde ayer y hasta el 18 de junio rige en la provincia nuevas restricciones con la suspensión de clases presenciales, prohibición de reuniones familiares y sociales, además de otras actividades compatibles con el status sanitario de fase 1.