El Congreso de la International Water Association (IWA), el más importante del mundo sobre el agua, vuelve mañana a Buenos Aires tras casi 20 años de la última edición en el país, con más de 2.000 profesionales del sector que hablarán hasta el jueves sobre los desafíos globales en el manejo de ese recurso.

Las soluciones sostenibles para economías emergentes será el tema central de este año, informaron los organizadores del evento que se desarrollará en la planta potabilizadora General San Martín de AYSA, en Palermo.

Allí se instalarán 80 stands, habrá un plenario, seis salas de conferencias y un salón de exposición internacional que será el centro de conexión durante las cuatro jornadas del encuentro. 

El congreso es un evento global que proporciona una plataforma para la cooperación nacional, regional e internacional en materia de agua.

El Congreso y Exposición de Agua y Desarrollo convocará a la ciencia y la investigación con los sectores público y privado, las instituciones financieras y los gestores de políticas públicas para diseñar oportunidades de cooperación y soluciones en la materia que puedan ser aplicadas globalmente. 

El subsecretario de Recursos Hídricos, Pablo Bereciartua, resaltó que “se trata de una posibilidad muy importante porque se da la circunstancia en la cual la Argentina prioriza el tema del acceso al agua y al saneamiento para todos los argentinos”.

Autoridades nacionales presentarán en este congreso una obra de abastecimiento de agua potable que beneficiará a más de 2,5 millones de personas en el sur del conurbano bonaerense: “Es el proyecto de agua potable más grande de los últimos 40 años”, aseguró Bereciartua. 

"Es una oportunidad única, en un momento único del país y de la empresa, para mostrar al mundo cómo estamos funcionando. AYSA está a un nivel de desarrollo de gestión que nunca antes había tenido”, aseveró su presidente, José Luis Inglese.

El congreso es un evento global que proporciona una plataforma para la cooperación nacional, regional e internacional en materia de agua.

En América Latina sólo un 65% de la población tiene acceso al agua potable y 22% a servicios de saneamiento seguro.