La provincia de Buenos Aires comenzará a vacunar "casa por casa" en barrios donde hubo menor porcentaje de inoculación contra el Covid-19, anunció el ministro de Salud de la provincia de Buenos Aires, Nicolás Kreplak. Para recorrer estos distritos, acondicionaron colectivos que funcionarán como vacunatorios móviles.

"Hemos trabajado para poder tener colectivos que funcionen como vacunatorios móviles y poder adentrarnos en territorios donde estemos detectando menor porcentaje de vacunación y vacunar casa por casa", contó Kreplak durante una conferencia de prensa en la Casa de Gobierno de la provincia de Buenos Aires.

Los primeros vacunatorios móviles del Ejecutivo provincial recorrerán este miércoles los partidos de Tres de Febrero, San Miguel, La Matanza, Lanús y San Isidro, sostuvo el funcionario en conferencia de prensa junto al jefe de Gabinete bonaerense, Carlos Bianco.

También se desplazarán por parajes rurales de la provincia. Esta tarea se suma al recorrido del Tren Sanitario bonaerense, que funciona desde hace unos meses como vacunatorio móvil y centro de testeo (no sólo para el Covid, sino para hacer análisis de otras enfermedades infecciosas y dar cumplimiento al calendario obligatorio). El mismo fue puesto en marcha junto al Ministerio de Transporte de la Nación.

"El objetivo que teníamos era lograr alcanzar en personas mayores de 50 años el 60% de cobertura de esquema completo. Ya lo hemos superado y seguimos vacunando a máxima velocidad", expresó Kreplak.

El funcionario sostuvo que "a medida que aumentemos la vacunación, empiezan a descender no solamente los casos si no también los fallecimientos", y destacó que en los hospitales se verifican por estos días "más egresos que ingresos" de pacientes de coronavirus. "Hay que recordarlo, porque todavía existen pocas personas que no se hayan vacunado", señaló.

Kreplak se refirió a la variante Delta y explicó que hasta el momento están todos los casos identificados "sin tener que lamentar contactos estrechos". De 44 casos, 42 fueron viajeros internacionales, y dos casos asociados a importación, aunque no hay circulación comunitaria, precisó. Además, 43 casos ya finalizaron su aislamiento.

El ministro insistió en la necesidad de que las personas se inoculen dado que "todavía queda una población que no se vacuna, son pocos", y remarcó que "el 98% de las personas que había recibido Sputnik como primera dosis aceptó combinar" otro fármaco como segunda dosis.

"Nos encontramos en un momento de mejores condiciones sanitarias debido a la eficacia de las vacunas. Si hubiera una ola nueva, quizá ya no sea de la gravedad de la anterior. Creemos que gradualmente se puede ir comenzando con más actividades. Estamos a la espera de poder inocular a los menores", concluyó.