La provincia de Buenos Aires resgistra más de 450 mil casos de coronavirus (Covid-19) distribuidos en sus 135 distritos, a excepción de un solo municipio. Es que Adolfo Alsina, ubicado al oeste de la Provincia, mantiene su hoja de positivos en blanco, ya que no registró ni un solo caso desde el inicio de la pandemia. De acuerdo con el intendente Javier Andrés, este fenómeno se debe a la suerte y al logro de la comunidad.

Sin embargo, otros atribuyen la ausencia del coronavirus al lago Epecuén, que cuenta con propiedades similares al lago endorreico y salado Mar Muerto, en Asia. "Allí, al igual que acá, tampoco hubo casos. Y esto muchos lo asocian a la salinidad del lago que, como es un 10% más salado de lo habitual, provoca que el aire sea otro y esto, supuestamente, podría ayudar", explicó el jefe comunal.

La responsabilidad individual, clave en la ausencia del coronavirus en el municipio

De todas formas, Andrés remarcó que no descartan que haya contagios en algún momento. "Sabemos que el virus no hace excepciones y puede llegar en cualquier momento”, dijo. “Tenemos más de 190 días y la gente comienza a relajarse, cuesta usar barbijo y queremos que los vecinos entiendan que si hay un caso el contagio es muy fácil, tal vez pasamos de un caso a cincuenta en un día”, remarcó el intendente en diálogo con Radio Provincia.

Y aunque la conciencia existe, Adolfo Alsina transita una tranquila Fase 5, con bares, cervecerías y restaurantes abiertos con capacidad al 50%, con atención en salones interiores. Los trabajadores esenciales circulan con permiso de circulación y, si alguien decide pasar la noche, tiene que estar aislado, además de que "se le exige hacer los 14 días de aislamiento aunque tengan un hisopado realizado”

El Lago Epecuén

Adolfo Alsina es reconocido a nivel turístico por contar en su territorio con las termas de Carhué, y fundamentalmente con la ciudad de Villa Epecuén, que fue arrastrada por el agua en 1985 por la creciente del agua del río al que debe su nombre. Las ruinas suelen ser visitadas por miles de turistas de todo el mundo.

En cuanto al turismo, Andrés enfatizó que “es una de las actividades principales del municipio, todavía no tenemos nada definido para la temporada, pero hemos trabajado un protocolos que deben cumplir los empresarios hoteleros”.

La composición del agua del lago Epecuén es similar a la del Mal Muerto

El en lago Epecuén, la presencia del agua con altos niveles de minerales produce efectos realmente favorables ante problemas de la piel o enfermedades como artritis, artrosis, psoriasis, entre otras, y se presume que esa facultad podría prevenir el Covid-19.

“Nosotros entendemos que esta situación también nos sirve de promoción, porque nosotros sabemos que el turista le va a prestar atención a cuáles son los distritos donde mejor está la situación epidemiológica”, celebró el intendente de la localidad.

El coronavirus en Adolfo Alsina

Pese a no contar con ningún caso, el representante de la Asociación Médica del partido dijo que deberían retroceder a fase 4, ya que no podían estar en fase 5 "como si nada pasara en toda la región". “¿Dónde vamos a derivar nuestros pacientes cuando haya más de 2 o 3 en la Unidad de Terapia Intensiva?", se preguntó.

El médico del hospital de Carhué, Javier Salomón, enumeró los recursos de que dispone: “Dos respiradores de última generación, muy útiles para realizar ventilación en pacientes graves, y otro respirador más, que también sirve para estos pacientes, pero no tiene la complejidad de los dos anteriores. Y la opción de un cuarto respirador, que está en el área quirúrgica como muleto de las máquinas de anestesia”. 

En cuanto a recursos humanos en el distrito solo hay cuatro médicos –incluido el propio Salomón- capacitados para atender pacientes graves internados en terapia.

Bahía Blanca es la ciudad más cercana, en donde "todos los días" deben "elegir entre uno u otro paciente", según indicó un infectólogo bahiense. “Hay un estrés del sistema sanitario y yo creo que mucha gente no ve eso como una dificultad concreta", se quejó el especialista.

De esta realidad bahiense parte la preocupación de los médicos del único distrito libre de COVID-19 que queda en la provincia.