El gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof, anticipó este sábado que "estudian lanzar un programa especial" para los días previos a Navidad y Año Nuevo de similares características al que pondrá en marcha Alemania.

 “La idea es largar un programa especial para esos días. En Alemania se interrumpieron las reuniones los días antes de las fiestas”, señaló el mandatario bonaerense.

Durante la conferencia de prensa en la sede de la gobernación de La Plata, Kicillof estimó que al igual que el país europeo “probablemente tenga que ver con los dias previos" y se haga foco en "cuidarse más, para llegar con la menor cantidad de contagios”.

 

Como es el plan de Alemania para Navidad y Año Nuevo

En Alemania será posible celebrar la Navidad y Año Nuevo en familia y/o amigos con reuniones de hasta 10 personas, sin contar a los menores de 14 años.

Golpeados por la segunda ola de contagios de coronavirus, los países del viejo continenente evalúan distintas medidas para intentar evitar que las fiestas se conviertan en un puntos de transmisión del Covid 19.

Así el gobierno de Ángela Merkel anunció este jueves que endurecerá hasta el 20 de diciembre las restricciones que se encuentran vigentes, para luego flexibilizarlas entre el 23 de diciembre y el 1 de enero. 

"Con los aislamientos parciales en la vida pública que pusimos en marcha a principio de noviembre, los contactos se han reducido en hasta un 40% y se ha podido frenar el dramático aumento exponencial de nuevos contagios pero no es suficiente", enfatizó la canciller alemana.

Dentro de los cerrojos que volvieron a instaurarse se encuentran la reducción del número máximo de personas en una reunión: de 10 de dos hogares a cinco de dos hogares, sin embargo este número no incluye a menores de 14 años quedan excluidos de este cálculo.

"Cada uno tiene que saber si es necesario llevar este máximo al límite y si se puede renunciar. No queremos que durante los días festivos las cifras de contagio se disparen, creo que es nuestro deseo común", sentenció Merkel.

Por su parte el alcalde de Berlín, Michael Müller, anunció un mayor grado de restricciones y que se traducirá en un menor aceptación para poder asistir a las fiestas navideñas: tendrán un máximo de cinco personas, además de niños menores de 12 años.