A partir de hoy, Instagram incorporó una serie de cambios a su sistema de privacidad con el objetivo de brindar mayor seguridad a los usuarios menores de edad. ¿Cuáles son las principales modificaciones?

Uno de los cambios más importantes es que comenzará a ofrecer una cuenta privada de forma predeterminada para las personas menores de 18 años. Otra de las novedades es un software diseñado para detectar "comportamientos sospechosos" de adultos que intentan conectarse con usuarios menores de edad.

"Queremos evitar que los jóvenes se relacionen con adultos que no conocen o de los que no quieren tener noticias", indicaron desde la red social propiedad de Mark Zuckerberg. Por el momento este ajuste solo está disponible en Estados Unidos, Australia, Francia, Reino Unido y Japón, aunque planean ofrecer de forma paulatina este ajuste a otros países.

Las cuentas creadas por nuevos usuarios de Instagram que aún no son adultos legalmente se establecerán en "privadas" de forma predeterminada. Por ejemplo, con una cuenta privada, las publicaciones, Stories y Reels solo están disponibles para las personas autorizadas por el autor de los contenidos. A su vez, este tipo de producciones no se podrán ver en espacios públicos como la sección Explorar o en los hashtags.

Sin embargo, a los usuarios jóvenes que ya tienen cuentas públicas no les ocurrirá lo mismo, aunque desde la red social explicaron que se les mostrarán notificaciones que promocionan los beneficios de volverse privado y explicarles cómo hacerlo: "Alentar a los jóvenes a tener cuentas privadas es un gran paso en la dirección correcta cuando se trata de bloquear el contacto no deseado de los adultos", consideró Instagram

Respecto a los contactos no deseados, se anunció el desarrollo de una tecnología que permite identificar cuentas con un “comportamiento potencialmente sospechoso”. Este tipo de perfiles no podrán seguir a los jóvenes ni podrán dejar comentarios en las publicaciones de menores. 

En cuanto a los anuncios, tanto Instagram como Facebook y Messenger decidieron que las campañas publicitarias para los menores de 18 años no podrán estar segmentadas por intereses o actividad en otras aplicaciones y sitios web: “Estamos adoptando un enfoque más cauteloso en la forma en que los anunciantes pueden llegar a los jóvenes con los anuncios”, concluyó la red social de fotografías.