Un año atrás, el 3 de marzo de 2020, Argentina confirmaba el primer diagnóstico positivo de coronavirus en el país. Claudio Ariel Pazzi, empresario de 44 años, llegó el 1 de marzo desde Italia. Tenía algo de fiebre, tos y dolor de garganta, por lo que decidió realizarse el test. Dos días después, el servicio de virosis respiratorias del Instituto Nacional de Enfermedades Infecciosas (INEI) - ANLIS Malbrán logró identificar en su organismo la presencia del SARS-CoV-2. Así, Pazzi se convirtió en el "paciente cero" de la enfermedad Covid-19 en Argentina.

¿Cuándo fue el primer caso de Covid en Argentina? Fue notificado por un establecimiento de salud privado de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires el lunes 2 de marzo. Los análisis fueron llevados a cabo por la Administración Nacional de Laboratorios e Institutos de Salud (ANLIS) “Dr. Carlos Malbrán” y en menos de 24 horas, se obtuvieron los resultados confirmatorios.

¿Cómo fue el vuelo en el que llegó el primer caso de coronavirus en Argentina?

En febrero de 2020, Pazzi había viajado a Italia para la temporada de la moda en Milán. Debido a que todavía no se hablaba de casos en el país, no le sorprendió que "no hubiese protocolos vigentes, ni barbijos, ni alcohol en gel", recordó Pazzi en una entrevista con la agencia Telam. 

Sin embargo, todo cambió en el tramo siguiente de su viaje. "Para cuando viajé a Barcelona, ya tomaban la temperatura a los pasajeros; en el viaje de regreso a Buenos Aires dormí cerca de doce horas y como al aterrizar me sentía un poco afiebrado y tenía una leve tos decidí ir a que me revisaran en Swiss Medical de manera preventiva porque tenía todo arreglado para un viaje laboral a Brasil la semana siguiente", apuntó.

El 29 de febrero de 2020, a las 21:45 (hora de Italia), Pazzi despegó desde el Aeropuerto Fiumicino en Roma, Italia, en el vuelo AZ 680 de la empresa Alitalia. Viajó en el sector business, y arribó a la Argentina el 1° de marzo, a las 7:45, tras 14 horas de viaje.

Todavía no se implementaba ningún protocolo de seguridad para los viajes en avión, por lo que la presencia de barbijos era escasa y llamativa. Los pasajeros sólo debieron llenar una declaración jurada que en ese momento pedía el gobierno argentino.

Había algunas personas con barbijos. Muy pocos. Nosotros teníamos puesto un buff (cuello térmico) para taparnos la boca porque veníamos de Milán que era el centro de los contagios en ese momento. Pero la mayoría de la gente no lo usaba”, contó un pasajero del mismo vuelo al diario La Nación.

Otro viajero aseguró que "llamaba la atención el que tenía barbijo de los profesionales, de los médicos", relató: “La mayoría eran argentinos e italianos. No hubo turbulencias y casi todos durmieron. En Ezeiza nos hicieron llenar un papel, una especie de declaración jurada. Allí nos preguntaban de dónde veníamos y si teníamos algún síntoma”, describe. Nadie les tomó temperatura o les sugirió alguna otra medida".

El Gobierno se contactó con quienes estaban sentados cerca de Pazzi, gracias a los datos aportados por Alitalia. Ninguna de las personas que estaban en el avión se contagiaron, ni siquiera el hermano del "paciente cero", que fue a buscarlo al aeropuerto internacional de Ezeiza.

Hoy, Pazzi se encuentra bien de salud, y no tuvo ninguna secuela conocida al momento. Desde abril de 2020 dona sangre de forma periódica para colaborar con estudios sobre el Covid-19. "Desde mi infección, doné muestras de sangre en cinco oportunidades y mi suero se utilizó, entre otras cosas, para medir la presencia de anticuerpos y cómo estos variaban en el tiempo; así pueden observar que hasta el día de hoy, si bien han disminuido en cantidad, aún mantengo cantidades detectables".