Previo a las largas filas de fanáticos que alcanzan desde la Casa Rosada hasta la Avenida 9 de julio, se realizó el velatorio íntimo en donde participaron sus hijas Dalma y Giannina, su ex esposa Cladia Villafañe, compañeros de la gesta de 1986 y allegados a Maradona durante su vida.

La ceremonia se realizó en el Salón de los Pueblos Originarios ubicado en la casa de gobierno y a cajon abierto pudo verse que Diego lucía una camiseta mitad de la selección Argentina mitad de Boca Juniors, el club con el que se identificó en su carrera futbolística en el país.

Mientras una bandera nacional cubría el féretro, Jana, su otra hija, también participó del velatorio. Cerca de la una de la mañana, Verónica Ojeda llegó con su otro hijo, Dieguito Fernando.  Rocio Oliva, otra de las parejas de Maradona, no pudo ingresar. 

De la despedida también participaron el presidente de la AFA Claudio "Chiqui" Tapia, el titular de la Liga Profesional Marcelo Tinelli y los jugadores de Boca Juniors Carlos Tévez y Ramón Abila, además del ex futbolista "Xeneize" Rolando Schiavi.

De sus compañeros de la selección participaron Sergio Goycoechea, Oscar Ruggeri, Jorge Burruchaga, Oscar Garre, Nery Pumpido y Ricardo Giusti, entre otros que llegaron en un ómnibus de la AFA. 

Rafael Di Zeo, líder de la barra brava de Boca, estuvo presente en el último adiós junto a Mauro Martín, su segundo, mientras La 12 colocó banderas en la Plaza de Mayo y una gigantografía con la cara de Diego.

También saludaron por última vez a Diego, Javier Mascherano, Gabriel Heinze, Maxi Rodríguez, Mariano Andújar y Daniel Osvaldo junto al cantante Luciano Pereyra, entre otros.