El jabón tradicional cumple con todas las condiciones necesarias para ser la mejor defensa (y la de más fácil acceso) contra el coronavirus, pero en las últimas horas con las altas demandas en los supermercados y farmacias es muy complicado acceder facilmente y hay quienes prefieren fabricalos en casa.

Profesionales de Química y Bioquímica señalaron que por las propiedades tensoactivas el jabón es capaz de disolver la pared liídica de microorganismos como virus y bacterias

Por su parte, la Organización Mundial de la Salud insistió en recomendar el alvado de manos con agua y jabón para prevenir el contagio del Covid-19. En las últimas horas la sociedad comenzó a tomar más conciencia sobre el uso del jabón y el cuidado de su salud, por lo que las ventas aumentaron y a veces resulta difícil conseguir este tipo de productos. 

Pero para aquellos que cocinan y no saben que hacer con el aceite que sobra de las milanesas, las papafritas o los buñelos de la abuela, ¡no lo tire! porque se puede reutilizar para hacer jabón, un bien preciado en estos días que la pandemia del coronavirus se expande en el mundo. 

¿Qué se necesita para hacer jabón

  • Aceite usado o nuevo 
  • Agua
  • Hidróxido de sodio 

Con solo estos tres elementos, en tan solo unas horas se puede conseguir el arma mortal que ataca al coronavirus (Covid-19). Además, los beneficios de hacer jabón cacero es que se le puede dar la forma que uno quiere y si se quiere que tengan diferentes colores se podrán utilizar tintes diversos y hacerlos más llamativos.