Pese a las incesantes recomendaciones, cada año hay que lamentar heridos por el mal uso de pirotecnia durante los festejos de esta época. Es importante prestar atención y respetar en detalle las advertencias de los profesionales.

Desde el Departamento de Enfermería de la Clínica San Camilo, elaboraron un informe con tips de prevención y primeros auxilios. Se busca evitar traumatismos oculares o lesiones en la piel, las accidentes más frecuentes causadas por corchazos o por el mal uso de la pirotecnia, brindando a su vez tips de primeros auxilios para asistir al lesionado.

Entre las precauciones, mencionan: evitar que los niños manipulen artefactos pirotécnicos (sólo deben ser utilizados por adultos con protección ocular y ropa no inflamable), si llegara a prenderse fuego la ropa, se debe sofocar el fuego envolviendo al accidentado con una manta o haciéndolo rodar por el suelo (nunca caminar y menos correr). Además, no debe encenderse petardos con mechas muy cortas porque estas no dan tiempo de alejarse lo suficiente a quien los enciende.

La pirotecnia debe estar autorizada por el Renar y debe visualizarse la inscripción y los datos del fabricante o importador del artefacto. Nunca debe transportarse en los bolsillos. Sólo deben encenderse al aire libre, lejos de otros elementos que puedan entrar en combustión. No deben exponerse a fuentes de calor. Si el petardo no enciende, jamás debe tocarse: hay que echarle abundante agua y desecharlo. Indican también que no hay que colocar el elemento explosivo en recipientes como botellas o latas.

En cuanto a los corchos, indican la importancia de cubrirlos para destaparlos y no agitar las bebidas.

En caso de accidente, es clave saber asistir a la persona. Ante una quemadura por pirotecnia, no es conveniente colocarse cremas, ungüentos o dentífrico porque pueden empeorar el cuadro. Lavar la zona con agua fría, colocar paños limpios humedecidos en el lugar de la quemadura (sin presión) y concurrir al servicio de emergencia más cercano. Si la lesión es en dedos, se recomienda separarlos con gasas húmedas antes de vendarlos.