La expansión del coronavirus en Argentina ya provocó 30.295 casos y 819 muertes, mientras que hay 293 personas en terapia intensiva y 9.564 fueron dados de alta, lo cual significa que el 32% de los afectados se recuperaron de la enfermedad.

Ayer fueron confirmados 1.531 pacientes nuevos, el récord diario hasta ahora. Durante todo el sábado se registraron 30 muertes, a las que se sumaron otras cuatro esta mañana. Con este panorama, desde el Ministerio de Salud pidieron extremar los cuidados para cuidar a quienes tienen más riesgo de fallecer por Covid-19. 

La letalidad de la enfermedad, es decir, el porcentaje de personas fallecidas sobre el total de pacientes con Covid-19, continúa por debajo del 3%, mientras que el porcentaje de positividad promedio de los test es de 15,7%.

El programa Detectar de búsqueda activa de posibles casos se desarrolló durante los últimos días en los barrios porteños de La Boca, Barracas y Constitución, así como en la provincia de Buenos Aires y la ciudad de Resistencia, Chaco.

"Nuestro país sigue dividido en dos normativas en función de la situación epidemiológica: el aislamiento social preventivo y obligatorio allí donde hay circulación y transmisión comunitaria, y el distanciamiento social preventivo y obligatorio, donde la situación epidemiológica es más favorable", indicó la secretaria de Acceso a la Salud, Carla Vizzotti.

Los departamentos que se incluyen en este último esquema representan "el 85% del país", recordó la funcionaria, y enfatizó: "El mensaje para todo el país es que tenemos que redoblar los esfuerzos para minimizar la circulación y para que eso se traduzca en la disminución de la transmisión viral. Para poder trabajar en eso, cada salida, medida de cuidado y conducta individual es clave para minimizar esa transmisión".

En este contexto, remarcó que "las personas que tienen más posibilidades de tener el virus son las personas más jóvenes", ya que la edad mediana de quienes se enfermaron de coronavirus es 36 años. "También sabemos que en quienes tiene un impacto en la mortalidad la edad aumenta, es de alrededor de 74 años", subrayó.

Por eso, Vizzotti pidió tener "muchísimo cuidado a quien tiene más riesgo de infectarse para minimizar la transmisión a quien tiene más riesgo de fallecer", y "sobre todo en los lugares donde hay una transmisión comunitaria e intensa del virus, quienes tienen alguna condición de riesgo" deben "extremar las medidas de prevención y de quedarse en casa".