El cuerpo de Alejandro Pagnucco, uno de los cinco argentinos que murieron en el atentado en Nueva York hace una semana, fue trasladado ayer al Cementerio Municipal de la Piedad, en la ciudad de Rosario, de donde eran oriundas las víctimas, lo que dio por terminado el velatorio conjunto.

Las familias de las víctimas fueron acompañadas por tres de los sobrevivientes del ataque: Iván Brajkovic, Ariel Benvenuto y Juan Carlos Trevisan, quienes arribaron el día anterior al país.

En medio de un clima de profundo dolor, participaron en los respectivos funerales amigos, vecinos y compañeros de estudio tanto de las víctimas como de sus hijos, una despedida que se realizó en privado y sin tomar contacto con la prensa.

El ataque hace una semana en Manhattan fue perpetrado por Sayfullo Saipov, un uzbeko de 29 años radicalizado e inspirado en las acciones del grupo yihadista Estado Islámico.